Nuevo sitio #Vivas nos queremos 3 Enero 2017

Esto no es moda, nos están matando a todas

A un año de la asunción de Cambiemos al gobierno, en Mar del Plata nada cambió en cuanto a políticas públicas reales que garanticen la erradicación de la violencia machista.

#Vivas nos queremos | Esto no es moda, nos están matando a todas

Que las mujeres estamos sometidas cotidianamente a diversos tipos de violencia no es algo novedoso, lo que sí ha cambiado en este último tiempo es la visibilidad que han tomado los sucesos, ya no queda sólo en lo doméstico o en lo privado, las mujeres se animan a contarlo, a buscar ayuda y a salir a la calle más organizadas. Este avance es producto de la lucha que han llevado miles de mujeres feministas a lo largo de la historia en todo el mundo, luchas que en Argentina tuvieron su punto bisagra en 2015 con el primer Ni Una Menos (como respuesta al femicidio de Chiara Páez), momento en que todas dijimos basta y copamos las calles manifestándonos en contra de la larga cadena de violencias machistas que encuentra su punto más brutal en los femicidios, que en nuestro país se lleva una mujer cada 30 horas.

Desde aquel momento hubo un avance significativo en las convocatorias a jornadas de lucha nacional. El 19 de octubre de este año se convoca por primera vez a un Paro Nacional de Mujeres (en respuesta a la violación, tortura y femicidio de Lucia Pérez), donde se pone el eje en cuestionar no sólo la violencia machista, sino también el rol que ocupa la mujer en el sistema productivo bajo la consigna "Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras". Otro elemento importante que describe este avance es que cada año se suman más mujeres a los Encuentros Nacionales de Mujeres, como el que convocó en Rosario a más de 70.000 mujeres.

El estado es responsable

En Mar del Plata en consonancia con el gobierno nacional se profundizan las medidas neoliberales de ajuste, despidos y avance sobre las conquistas del pueblo y el movimiento de mujeres. Por ello no nos extraña que no haya sido implementado de manera real y efectiva el Decreto de Emergencia por Violencia de Género, aprobado en junio de este año. Tampoco nos asombra que se apruebe el funcionamiento del "Observatorio de Violencia de Género", pero que ningún representante de la municipalidad forme parte de él, y que se recorten presupuestos en la Secretaria de la Mujer, ni que se prevea destinar para 2017, el 0,28 % del total del presupuesto municipal a dicha área. Tampoco que se cierren centros de salud en los barrios y que no haya anticonceptivos ni preservativos de entrega gratuita como resultado del vaciamiento del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable. Nada de todo esto nos sorprende. Y es que el Intendente Arroyo no tiene el mínimo interés en tratar de erradicar la violencia machista. Ejemplo de esto son sus dichos de que la violencia de género está de moda, y que los políticos malgastan dinero en campañas innecesarias, dichos que desataron la furia de todas aquellas que hemos sufrido la violencia machista y de las y los familiares de mujeres asesinadas en manos de machos amparados por la justicia patriarcal. Por todo esto decimos que el Estado, en todos sus ámbitos, es responsable por la muerte de cientos de mujeres por año.

Somos la voz de las que ya no tienen voz

El 2016 estuvo sacudido por brutales femicidios y violaciones en nuestra ciudad y zona. Por si aún quedan dudas, intentamos hacer un recorrido sucinto por estos hechos:

El 24 de enero Blanca Irene Esteche fue asesinada a puñaladas por Miguel Frías, su ex pareja.

El 29 de marzo Celeste Merlo (22) fue atacada por su ex pareja quien le disparó en la cabeza, cuatro días más tarde murió en el hospital Interzonal.

El 5 de mayo Rubén Galera violó a una joven que esperaba el colectivo en playa Los Lobos. Galera estaba condenado a 16 años de prisión por violar a una chica hace 14 años, pero el juez Juan Galarreta le otorgó el beneficio de libertad condicional por buen comportamiento a pesar de que había intentado abusar de una radióloga en el penal.

A principios de Junio, en Tandil, una niña de 13 años fue violada en una fiesta por varios hombres y luego atropellada. No faltaron los comentarios en los medios y redes sociales responsabilizando a la madre por permitir que su hija asista a una fiesta pero en los medios nada se dice sobre la relación que tienen los violadores con el poder político de Tandil.

Un mes más tarde, en Julio, en la zona sur de la ciudad, cinco hombres abusan de una nena de 14 años. Las vecinas y vecinos cansados de tanta impunidad cortan la ruta para decir basta y exigir justicia.

El 8 de Octubre, mientras miles de mujeres nos organizábamos en contra de la violencia machista y toda forma de opresión en el XXXI Encuentro Nacional Mujeres, en Mar del Plata ocurría la violación seguida de femicidio de Lucia Pérez, lo cual además de desatar angustia y horror, genero más bronca y convicción de que este sistema patriarcal a las mujeres sólo nos deja la muerte. Es así que el pueblo marplatense se organizó y fue parte de multitudinarias movilizaciones, tanto en las playas del sur como en el municipio. Fue tal la repercusión y la bronca que generó este femicidio que las organizaciones feministas, políticas y sociales convocamos al primer paro nacional de mujeres, incluso con repercusiones internacionales.

El 14 de noviembre Walter Escott fusiló de un disparo en la cabeza a Valeria Britez (34), delante de sus hijas e hijos. Este femicidio podría haberse evitado como muchos otros, ya que Valeria el día anterior intentó hacer la denuncia pero no tuvo respuesta por parte de los efectivos policiales. Desde el Municipio y Desarrollo Social no hubo ningún tipo de contención, ni psicológica ni económica, para sus siete hijos e hijas.

El pasado 23 de diciembre conocimos la sentencia en el caso de Miriam Flurin (29), la justicia patriarcal absolvió al único imputado Eduardo Gatto, por falta de pruebas. Miriam desapareció en febrero de 2015 y fue hallada muerta en un descampado.

Ante la violencia machista, ¡organización feminista y popular!

Como muestra de que con la auto organización de todas y todos podemos cambiar la realidad de muchas mujeres que viven situaciones de violencia machista, resaltamos la conformación de la Asamblea Popular "Brotando Lucha", de la cual formamos parte junto con la "Colectiva feminista Insumisas" Esta asamblea, tal como la definen quienes la componen, pretende aportar a través de tres espacios de empoderamiento: educativo, cultural y social. En ella se prevé un espacio de contención donde las mujeres en situación de violencia puedan acudir y permanecer allí con sus hijos.

Tenemos muy en claro que sólo la lucha feminista, antipatriarcal y socialista consecuente es la que conseguirá la conquista de nuestros derechos históricamente desplazados, es por eso que nos organizamos y exigimos justicia por todas las que ya no tienen voz, porque todos los días somos una menos.

¡Basta de violencia machista! ¡El Estado es responsable!

¡Contra la cultura de la violación y el abuso!

¡Basta de desempleo y precarización laboral!

¡Ni una Menos, Vivas Nos Queremos!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Mar del Plata)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Mar del Plata)