Nuevo sitio Nueva embestida del macrismo 9 Diciembre 2016

El gobierno nacional profundiza el ajuste en Ciencia y Tecnología

Después de conseguir que se apruebe un ajuste del 30% en el presupuesto 2017 para las áreas de Ciencia y Tecnología, el gobierno de Cambiemos sube la apuesta y va por un recorte brutal en el ingreso del personal científico en el CONICET.

Nueva embestida del macrismo | El gobierno nacional profundiza el ajuste en Ciencia y Tecnología

La semana pasada, y en medio de los todavía inciertos alcances de recortes que conllevará el presupuesto para el año 2017, el Directorio del CONICET (principal organismo del Estado dedicado al desarrollo científico-tecnológico) decidió recortar en un 60% la cantidad de ingresantes a la Carrera de Investigador Científico y Tecnológico. De tal manera, luego de que en 2015 el organismo concursara más de 900 cargos científicos para desempeñarse en sus institutos, el llamado a concurso de este año será para menos de 400 personas.

Esta decisión primero fue comunicada por los propios miembros del Directorio del CONICET y luego ratificada por el Alejandro Ceccato, Presidente del Consejo, y por el Ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, en declaraciones públicas. Al respecto, dijeron que el último ingreso de 930 personas "estaba fuera de lo normal, por ser muy alto", que "no era un número habitual en los años anteriores", y sentenciaron que "no había presupuesto en el CONICET para soportar ese número de ingresos". En la misma sintonía, se justificaron con frases como "no hay ningún país que con un 30 por ciento de pobreza, esté aumentando el número de investigadores como lo está haciendo la Argentina".

De este manera, los ayer nacionales y populares Barañao y Cecatto (ministro y vice ministro respectivamente durante los gobiernos de Cristina Kirchner), hoy no tienen problema ninguno de ser la cara y el brazo ejecutor del brutal ajuste que el macrismo viene desplegando en todos los ámbitos de la sociedad.

En el caso de la Ciencia y Tecnología, todo el 2016 estuvo cargado de recortes diversos. Sin embargo, esta situación que puede describirse como de despidos masivos (ya que gran parte de quienes aplican a la carrera de investigador del CONICET son becarios del organismo durante por lo menos 5 años, y que 800 de ellos habían recibido una recomendación de su incorporación a la planta estable por parte de comisiones evaluadoras de pares) es la frutilla del postre de la embestida del Pro.

Apoyamos firmemente la lucha de investigadore/as, becarios/as, docentes y estudiantes/as contra el ajuste en el Conicet y en la educación pública.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria