Nuevo sitio Paro total en el subte 7 Diciembre 2016

Otra muerte obrera por la prepotencia patronal

Matías Krueguer, operario del subte de la Línea H, murió electrocutado esta madrugada mientras trabajaba en el Taller Colonia, como consecuencia directa de la falta de seguridad y las pésimas condiciones laborales en el sector. Es el quinto trabajador del subte que muere electrocutado y que engorda la triste estadística de 450 muertes obreras por año por la corrupción, negligencia y prepotencia de las patronales con el amparo del Estado. Sin ir mas lejos, un día antes el sindicato AGTSyP y los metrodelegados volvieron a exigir a la Subsecretaría del Trabajo la necesidad de implementar de manera urgente un protocolo de seguridad para trabajos con alta tensión que elaboraron los propios trabajadores y trabajadoras.

Paro total en el subte | Otra muerte obrera por la prepotencia patronal

Matías Krueguer, operario del subte de la Línea H, murió electrocutado esta madrugada mientras trabajaba en el Taller Colonia, como consecuencia directa de la falta de seguridad y las pésimas condiciones laborales en el sector. Es el quinto trabajador del subte que muere electrocutado y que engorda la triste estadística de 450 muertes obreras por año por la corrupción, negligencia y prepotencia de las patronales con el amparo del Estado. Sin ir mas lejos, un día antes el sindicato AGTSyP y los metrodelegados volvieron a exigir a la Subsecretaría del Trabajo la necesidad de implementar de manera urgente un protocolo de seguridad para trabajos con alta tensión que elaboraron los propios trabajadores y trabajadoras.

Metrovías es responsable de la muerte de Matías Krueguer así como el ministerio de trabajo y el gobierno, que por estos días promueve una ley sobre riesgos de trabajo en donde solo se busca cuidar el negocio de las ART y en donde se hace foco no en la prevención para que no hayan enfermedades ni muertes obreras sino en "bajar la litigiosidad" y los supuestos niveles de ausentismo. Una política que impulsa el propio Mauricio Macri para contentar a los empresarios nacionales y extranjeros y que se inscribe en el intento de atacar los convenios colectivos de trabajo, las jubilaciones, las condiciones laborales y salariales.

El paro inmediato de las 6 líneas fue una reacción necesaria pero no puede quedar solamente en una acción puntual. Es necesario que todos los trabajadores y las organizaciones obreras, desde cada sector y en unidad, profundicemos la lucha por las condiciones de trabajo y contra el intento de reforma laboral que ataca las conquistas históricas de la clase trabajadora.

Como gritamos ante la muerte de David Ramallo, Diego Soraire y Richard Alcaraz, trabajadores de la Línea 60, INTA y la construcción que el último 9 de septiembre murieron también a causa de las pésimas condiciones laborales en sus respectivos trabajos:

¡Basta de persecución a los trabajadores/as que se organizan y luchan por sus derechos!

¡Basta de asesinatos laborales!

¡Juicio y castigo a los responsables!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria