Nuevo sitio Por una Argentina sin hambre ni explotación 6 Diciembre 2016

Voces de cara al acto del 17

Referentes de Izquierda Revolucionaria, Organización Política Hombre Nuevo y Marcha Guevarista del Pueblo plantean sus posiciones y análisis de cara a la conformación de la Corriente de Izquierda por el poder popular e invitan al acto en Unione e Benevolenza.

Edición N° 20

A Vencer (diciembre-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Por una Argentina sin hambre ni explotación | Voces de cara al acto del 17

Por una propuesta política que construya protagonismo y poder popular

María del Carmen Verdú, referente antirrepresiva y militante de Izquierda Revolucionaria


Venimos de un año durísimo, en el que las y los trabajadores y el pueblo hemos tenido que librar grandes batallas defensivas, las más de las veces para no perder lo que teníamos, como el trabajo o la posibilidad de comer más o menos seguido hasta fin de mes. Salimos a la calle una y otra vez, por reclamos propios y para hacer el aguante a otros compañeros y compañeras, y, a fuerza de enfrentar los golpes crecientes contra la clase trabajadora, con cada vez más ajuste y más represión, fuimos haciendo carne la necesidad de la unidad de acción.

Sabemos que no vendrán tiempos mejores y que esa intervención callejera hermanada seguirá siendo imprescindible. Debemos sostenerla y ampliarla, pero también sabemos que no es suficiente, que hace falta otro tipo de construcción que nos permita enfrentar, con otra fuerza colectiva, al gobierno, a las patronales, a la derecha.

Necesitamos construir y fortalecer una alternativa que, desde la izquierda anticapitalista, antipatriarcal y socialista, ofrezca respuestas a los problemas de fondo del pueblo.

Hoy, a pesar de todos los problemas que nos aquejan, estamos en mejores condiciones que en otros momentos críticos de décadas anteriores para ponernos de pie, organizados y conscientes. Somos parte de un proceso de acumulación de fuerza social revolucionaria que, lenta pero consecuentemente, viene creciendo y avanzando. Así como estamos presentes en cada lucha, necesitamos crear un espacio que permita amplificar y masificar un proyecto transformador, que se plantee el camino hacia una sociedad sin explotación, sin opresión, sin represión.

Debemos dar forma a una propuesta política que construya protagonismo y poder popular, que nos organice para enfrentar el hambre, la explotación, los despidos, la precarización, la violencia patriarcal y la represión estatal. Una corriente de izquierda que sirva para dar pelea en el plano reivindicativo, pero que, fundamentalmente, se convierta en una opción real contra el capitalismo, el patriarcado y el imperialismo; por un gobierno de los trabajadores y el pueblo, por el socialismo.

Por eso, el 17 de diciembre estaremos en Unione e Benevolenza, para impulsar, de conjunto, la construcción de la Corriente Política de Izquierda que necesitamos para iniciar ese camino.


Con la fuerza y organización de los de abajo

Marianela "Pini" Navarro, referente territorial y militante de la Organización Política Hombre Nuevo


Somos parte de la izquierda anticapitalista que desde hace décadas luchamos contra las injusticias y la explotación que sufre la clase trabajadora y el pueblo pobre, fuimos parte del movimiento popular que resistió a lo largo y ancho del país con cortes de rutas la ofensiva neoliberal del menemismo que representó el saqueo y la condena de millones de familias a la más profunda miseria. Fuimos quienes acompañamos en la calle la rebelión popular aquel 19 y 20 de diciembre de 2001 que echó a De la Rúa y a los sucesivos presidentes, que enfrentó la represión y la muerte y que a pesar de todo nos pusimos de pie. Fuimos parte de heroica muestra de resistencia el 26 de junio del año 2002 donde cayeron nuestros compañeros Maxi y Darío. Con la fuerza y organización de los de abajo logramos la renuncia de Duhalde y acompañamos el reclamo por el esclarecimiento de los responsables políticos de la masacre. Somos parte de las fuerzas organizadas que no fueron compradas por el kirchnerismo, porque nunca aceptamos como opción ninguna variante patronal, sea en su versión "nacional y popular" o abiertamente neoliberal. Somos parte de los que resistimos, en la llamada década ganada, la precarización del trabajo y de la vida, y denunciamos que los que se estaban enriqueciendo eran los bancos, y una burguesía parasitaria local a costa del hambre y la exclusión de las grandes mayorías. En todos estos años de lucha hemos estado junto a los conflictos obreros en el reclamo de sus legítimos derechos, junto a las mujeres trabajadoras y junto a los jóvenes de los sectores populares, bregando por construir un camino opuesto al que los condena el sistema. Creemos haber sido consecuentes, con nuestros orígenes de clase y con nuestros ideales, siempre peleando desde el mismo lugar, desde abajo y a la izquierda. Nuestra principal bandera es la clase, la bandera de las y los TRABAJADORES. Pero también la lucha contra el patriarcado, que se lleva la vida de miles de mujeres y otros géneros por la violencia machista. Hemos aprendido que no se puede enderezar este mundo sin igualdad social y sin igualdad de género y por eso también luchamos. Hoy enfrentamos un nuevo gobierno, son los empresarios de grandes compañías, nacionales y multinacionales quienes por estos días definen con un brutal ajuste los destinos del país. Las medidas tomadas ponen de relieve cuáles son los intereses que representan. Más de 170 mil despidos en el país, 13 millones de pobres, aumento de las tarifas, protocolo antipiquetes y salarios de hambre para el pueblo trabajador.

Por todo esto creemos que junto a la más activa participación en las luchas concretas, con las fuerzas templadas para ubicarse en la primera línea de la resistencia debemos dar pasos en construir una herramienta para la intervención en el plano electoral que pueda servir como una tribuna que contribuya a visibilizar un programa y una propuesta alternativa a las variantes patronales, que pueda empalmar con las expresiones anticapitalistas de la izquierda de la Argentina, delimitándose claramente de las opciones de centroizquierda. Desde una corriente de izquierda por el poder popular, latinoamericanista, anticapitalista y antipatriarcal que tenga entre sus objetivos estratégicos avanzar en la constitución de un frente social y político capaz de nuclear en un sentido amplio y plural a las numerosas fuerzas políticas y sociales que dan la pelea sin descanso por una alternativa política de los trabajadores y el pueblo pobre.

*

Por una Argentina sin hambre y explotación

Marina Cappello, trabajadora social, militante antirrepresiva y de Marcha Guevarista del Pueblo


La desigualdad social, si bien es inherente a cómo funciona el capitalismo, se agudiza cada vez más en el mundo, a tal punto que ni los países más ricos, imperialistas, escapan a las crisis económicas y sociales.

Reflexionar sobre el hambre y la explotación en la Argentina es detenernos en la situación concreta que atraviesan las familias trabajadoras, sus vidas condicionadas por falta de vivienda digna, atravesadas por el hambre sin poder cubrir los productos básicos de la canasta familiar, la falta de acceso a una educación y una salud, etc. Todos estos son aspectos fundamentales para vivir con dignidad y para que niñxs y jóvenes tengan garantizado su futuro. Pero también se trata de analizar los cimientos estructurales de estos padecimientos de las grandes mayorías.

Las experiencias de los gobiernos "neo desarrollistas" de la última década dan cuenta de la imposibilidad de una salida de fondo a estos problemas en los marcos del actual sistema económico y social. La reactivación del consumo mejora levemente las condiciones de vida, pero sin una modificación de la matriz productiva -que además está sumamente extranjerizada- y del papel de lxs trabajadorxs y los sectores populares en la toma real de decisiones empezando por una mejora de su situación laboral (desempleo, precarización laboral, etc.), se trata de una mejora sumamente volátil y reversible.

Hoy estamos viendo eso: una avanzada de la derecha sobre las condiciones de vida de un pueblo que aún transita un proceso de organización y acumulación de fuerzas. No hubo una sóla medida de Macri que no vaya en ese sentido: los tarifazos, los más de 250 mil despidos y el resto de la batería de medidas antipopulares, que si bien fueron enfrentados con cientos de luchas sectoriales de gran valor, no llegan aún a constituirse en una resistencia generalizada y en base a la unidad de los trabajadores, capaz de detenerla.

Este panorama convoca con urgencia a las organizaciones de izquierda y del campo popular a la unidad para enfrentar a la rancia derecha que conduce el Estado, pero también para levantar una alternativa política y electoral anticapitalista, antipatriarcal, antiimperialista y socialista que articule y se ponga al frente de las luchas, por un programa y un gobierno de lxs trabajadorxs y el pueblo.

*

¿Por qué una Corriente de Izquierda?

Hernán "Vasco" Izurieta, referente de ATE Desde Abajo y militante de Izquierda Revolucionaria

A un año de gobierno de Cambiemos, en términos económicos y sociales no hay mayores discusiones, el retroceso del pueblo trabajador en sus condiciones de vida es elocuente e imposible de negar para el propio oficialismo.

En el plano político la situación reviste mayor complejidad. Cambiemos se juega en las elecciones legislativas del año próximo la sustentabilidad futura de su gobierno; mientras el peronismo en la oposición se aboca a su interna, que tiene en el PJ, kirchnerismo y Frente Renovador sus protagonistas excluyentes.

Sabemos por experiencia que el incremento de las luchas populares frente a la crisis social no acumula necesariamente hacia una salida política progresiva. Lejos de esto, es tarea de la militancia revolucionaria aportar a la gestación de una opción de transformación.

En el actual escenario, las fuerzas que nos reclamamos de izquierda tenemos el desafío de constituir un polo de referencia que pueda abrirse paso hacia una alternativa política anticapitalista, antiimperialista, antipatriarcal y por el socialismo.

Con esos objetivos es que nos proponemos avanzar en la construcción de una Corriente de Izquierda por el poder popular, una herramienta de confluencia de organizaciones, núcleos y agrupaciones, que sin perder sus respectivas identidades y organicidades, lleven adelante una intervención política unitaria.

Una Corriente que proyecte de conjunto una participación en el plano electoral, en un desarrollo que en principio, consideramos, no debe darse de forma antagónica con el FIT; pero con la clara decisión de superar diversos sectarismos para extender la influencia política de las fuerzas de izquierda sobre sectores más amplios del pueblo trabajador.

Una Corriente que se convierta en factor de unidad en cada lucha que protagoniza nuestro pueblo por una vida digna.

Una Corriente que nazca consciente de que deberá dar nuevos pasos de articulación con otros espacios y agrupamientos compañeros, con los que compartimos numerosos espacios de construcción en el movimiento popular.

El acto que realizaremos el próximo 17 de diciembre en Unione e Benevolenza es un modesto pero significativo paso en esta perspectiva. ¡Te invitamos a sumarte!

Comentarios

IR - HN - MGP
Autor

IR - HN - MGP