Nuevo sitio Xenofobia y racismo 6 Diciembre 2016

Disparen contra las y los inmigrantes

El segundo semestre no trajo reactivación económica, sino una oleada de odio contra las y los extranjeros promovida por el gobierno, sectores del peronismo y los medios de comunicación.

Edición N° 20

A Vencer (diciembre-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Xenofobia y racismo | Disparen contra las y los inmigrantes

Los ataques a las poblaciones migrantes son una recurrente de la historia cuando los gobiernos necesitan de un chivo expiatorio para culpar a alguien, que no sean ellos mismos, de su crisis. Por eso no sorprende que el macrismo se haya lanzado, al naufragar cualquier reactivación económica en los segundos 6 meses del año, a una campaña antiinmigrante. Su primera iniciativa, en ese aspecto, fue proponer la creación de un centro de detención especial para extranjeros y la deportación de aquellos que "cometan delitos".

A estos planteos no tardaron en sumarse Lanata y La Nación que adjudican la crisis de la educación pública a la matrícula de estudiantes de países limítrofes.

Por si fuera poco, sectores del peronismo como el jefe de la bancada del FpV en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, y el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, también se hicieron eco de los cantos de sirena de la xenofobia. El primero culpó a la población migrante por el delito, mientras el segundo inauguró un proteccionismo "intranacional", que grava con impuestos a cualquier empresa que tome extranjeros por fuera de la provincia.

Sin duda, este discurso reaccionario forma parte de una derechización más general enmarcada en un avance conservador en la región y en el reciente triunfo de Donald Trump en EEUU.

¿Quién es el culpable de la crisis?

Como señalamos antes, el ataque a las poblaciones extranjeras es una forma de desviar las responsabilidades de la crisis -al tiempo que opera como un factor de disciplinamiento social.

Sin embargo, la falta de empleo, la precarización, el delito organizado, son responsabilidad directa del Estado y la clase capitalista, cuyo único interés es la defensa de la ganancia privada. Mientras se llenan la boca hablando contra las y los inmigrantes, el gobierno promueve flexibilizar las condiciones de trabajo y bajar los salarios para que las trasnacionales puedan venir a realizar sus ganancias acá, las tan mentadas "inversiones".

Lejos de un enemigo, las y los trabajadores tienen en sus compañeros/as inmigrantes a sus aliados contra los verdaderos responsable de su miseria: el gobierno y la burguesía.

En situaciones como estas, más que nunca toma vigencia la histórica llamada del Manifiesto Comunista: "Proletarios del mundo, uníos"

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria