Nuevo sitio Justicia por los crímenes obreros 6 Diciembre 2016

La 60 marchó para exigir justicia para David Ramallo y la reincorporación de Héctor Lema

El lunes 5 de diciembre se realizó una movilización conjunta de trabajadores de la Línea 60, el INTA y de la construcción para exigir justicia por las muertes de sus compañeros en condiciones laborales. El reclamo se unificó con el pedido de reincorporación a la Línea 60 de Héctor Lema

Justicia por los crímenes obreros | La 60 marchó para exigir justicia para David Ramallo y la reincorporación de Héctor Lema

Con la premisa de siempre "Si tocan a uno nos tocan a todos" trabajadores de la línea 60 (DOTA) junto a cuerpo de delegados de otras empresas de colectivos y organizaciones sociales se movilizaron a la Cámara Nacional de Apelaciones del trabajo de CABA para exigir la reincorporación del trabajador despedido Héctor Lema.

La audiencia había sido solicitada por la Cámara tras el pedido de la empresa que buscaba llegar a una salida negociada. De manera formal, lo que se ofreció en la audiencia fue llegar a una conciliación por medio de un "acuerdo" a lo que la defensa respondió que la única conciliación posible es la reincorporación de Héctor Lema a su puesto de trabajo. Ante el fracaso del "arreglo" la Cámara decidió citar a una nueva audiencia definitoria para el 14 de marzo en donde deberá resolverse el caso.

Lema, trabajador despedido por su activismo dentro de la línea 60, había tenido resolución favorable a su reincorporación en Primera Instancia por medio de una cautelar que ordenaba la reincorporación a su puesto de trabajo. Sin embargo la decisión judicial fue desacatada por la empresa DOTA que no deja de hostilizar la organización sindical de los trabajadores.

Luego, bajo la consigna de "Basta de Asesinatos Laborales" la movilización se dirigió a la Superintendencia de Riesgos de Trabajo para exigir, una vez más, justicia por las muertes de David Ramallo trabajador de la 60, Diego Soraire, del INTA, y Richard Alcaraz, trabajador de la construcción, quienes perdieron la vida mientras trabajaban el pasado 9 de septiembre. La movilización fue acompañada, además de compañeros y familiares de las víctimas, por la junta interna de ATE INTA y municipales de Avellaneda.

Recordemos que, según las estadísticas, las pésimas condiciones laborales se cobran la vida de alrededor 450 trabajadores por año mientras desempeñan tareas. A esto hay que sumar los casos correspondientes al trabajo informal (en negro) que abarca el 33% del trabajo en Argentina y que por las irregularidades duplica la cifra de víctimas laborales. Esto equivale a decir que alrededor de tres trabajadores pierden la vida día a día trabajando. O que un trabajador pierde la vida cada 8 horas.

Si a esto se agrega las muertes por enfermedades producidas por las pésimas condiciones laborales, las cifras de mortalidad en la clase trabajadora se elevan a 20 casos por día según estima el Instituto de Salud Laboral y Medio Ambiente de Trabajo, ISLyMA, que da cuenta de "más de 7mil muertes anuales por accidentes o enfermedades derivadas del trabajo."

Por todo esto, con los trabajadores de la 60 decimos:

¡Basta de persecución a los trabajadores/as que se organizan y luchan por sus derechos!

¡Basta de asesinatos laborales!

¡Juicio y castigo a los responsables!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria