Nuevo sitio Cuba 29 Noviembre 2016

Lecciones del multitudinario adiós a Fidel

El funeral del líder revolucionario expresa nuevamente el profundo respeto de las masas cubanas por su Comandante, a pesar del bloqueo y el asedio imperialista. Las delegaciones internacionales y las ausencias.

Cuba | Lecciones del multitudinario adiós a Fidel

El gobierno cubano determinó que las ceremonias por la muerte de Fidel Castro durarían siete días. Desde el lunes 29, millones de cubanos hacen fila para poder dar su último adiós al Comandante de la revolución que los convirtió en la vanguardia de América Latina. También se realizará un acto central en la Plaza de la Revolución que se espera sea la instancia más multitudinaria del homenaje al líder revolucionario.

La masiva movilización popular durante días para despedir a Fidel contrasta y desmiente a quienes buscan presentar al pueblo cubano como sometido y silenciado, maniobra para legitimar como sus representantes a la gusanería que festejó en Miami la muerte del Comandante.

A más de medio siglo del inicio de la gesta revolucionaria y con un bloqueo brutal sobre sus espaldas, el pueblo cubano mantiene una conciencia revolucionaria envidiable que es la reserva de fuerzas para encarar los desafíos futuros.

Visitas que faltan

En materia diplomática, sólo Evo, Maduro, Correa y Daniel Ortega asistieron como mandatarios a la ceremonia oficial. Ni Mauricio Macri ni Michel Temer se hicieron presentes y se limitaron a enviar funcionarios en su lugar. Tampoco asistió Barack Obama (ni mucho menos Donald Trump).

En tanto, la ausencia de Putin fue leída como llamativa por algunos medios de comunicación aunque realmente el presidente ruso es un emergente puro de la restauración capitalista y no fue particularmente un gran aliado de Cuba. Es comprensible que no se desviva por pegarse a la figura que comandó una revolución socialista.

Por otro lado, el triunfo del magnate multimillonario en EEUU y sus declaraciones incendiarias contra la isla tras la muerte de Fidel anticipan una nueva ofensiva imperialista para forzar un viraje violento en el proceso de restauración capitalista en La Habana.

En ese sentido, la crítica de un sector de la izquierda a la revolución cubana por recostarse durante la última década en los gobiernos nacionalistas o reformistas surgidos en la región desconoce una cuestión básica y práctica de solidaridad internacional. Más allá de las diferencias que tengamos con cualquier gobierno capitalista, defendemos su derecho a negociar con Cuba contra las presiones del gendarme mundial imperialista y el derecho de la isla a poder comerciar para poder garantizar su subsistencia. En este escenario de reacción en Nuestraamérica, quebrar el aislamiento es una tarea aún más insoslayable.

Más que nunca, contra Trump y con el pueblo cubano:

¡Abajo el bloqueo!

¡Solidaridad con el pueblo cubano!

¡Viva Fidel y la revolución socialista!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria