Nuevo sitio Un bono insuficiente para los estatales 21 Noviembre 2016

UPCN festeja con migajas

El gobierno nacional anunció un exiguo bono de fin de año para las y los estatales de la administración pública nacional. UPCN festeja, ATE lo rechaza y nosotros organizamos la lucha

 Un bono insuficiente para los estatales | UPCN festeja con migajas

Imgen: Andrés Rodriguez, secretario general de UPCN


El último miércoles 16, el Ministro Andrés Ibarra comunicó la decisión de otorgar un bono de fin de año a las y los trabajadores estatales dependientes del Estado Nacional. Este anuncio se dio un mes después de aquella reunión donde la CGT decidió levantar definitivamente el paro nacional ante unas promesas mezquinas por parte del gobierno nacional y fue recibido de la misma manera por las y los trabajadores: con sorpresa e indignación.


Como era de esperarse, el gobierno eligió el interlocutor más favorable para negociar el bono de fin de año. Reunidos en medio del secretismo, sin informar a las y los estatales de las ofertas y contraofertas, Andrés Rodríguez, secretario general de UPCN, salió de la reunión diciendo que era “lo mejor que se pudo conseguir". Se trata de un bono no remunerativo que varía de los $2000 a $3500 según la categoría y se va a pagar en dos cuotas en diciembre y en enero con el cual el gobierno pretende dar por concluida toda posibilidad de reabrir las paritarias.


“La idea es que con esto terminamos de cerrar lo que tiene que ver con la discusión de este año sobre cuál fue la paritaria y la pérdida del poder adquisitivo", afirmó Ibarra al anunciar el acuerdo alcanzado. Ni el gobierno ni la dirigencia de UPCN tomaron en cuenta las opiniones y necesidades de las y los trabajadores que según un informe del Instituto de Estudios de Estado y Participación, con la última paritaria a la baja ha perdido el equivalente a un salario en los últimos 12 meses. Según este estudio, si se toma un salario de $23.905,63 a diciembre de 2015, en enero a este trabajador le faltaron $989 para mantener el nivel de compra del mes pasado y en febrero esta necesidad se incrementa a $1.977,25, hasta acumular al mes de diciembre del presente año (con una inflación proyectada de 1,5% y 1,2% para noviembre y diciembre) una pérdida de $29.338,57. Por estos motivos un bono que realmente cierre la discusión sobre la paritaria tiene que tener un valor superior al salario mensual de una trabajadora o trabajador estatal.


Pero la entrega de UPCN no se limita a lo poco que valemos para ellos las y los estatales. El bono no contempla las diferentes modalidades contractuales por fuera de nuestro convenio colectivo (monotributistas y convenios de asistencia técnica, por ejemplo) que deberán ser negociados de manera fragmentada ante cada autoridad. También excluye a las trabajadoras y trabajadores de las administraciones provinciales y municipales, muchas de las cuales ya expresaron su negativa a pagar el bono si no era con la ayuda del gobierno nacional. La única alternativa para garantizar que todas y todos los estatales tengan un bono de fin de año era exigiendo al gobierno nacional que otorgue partidas especiales a las provincias para ese fin.


A pesar de la insuficiencia y evidente parcialidad del bono de fin de año, UPCN salió a festejar la “conquista" con carteles que anuncian “Sólo UPCN lucha y consigue". La miopía de estos dirigentes sólo se entiende por la falta de diálogo con las bases y la declarada estrategia de apostar a negociaciones a puertas cerradas. Resulta imposible arrancar conquistas sin las y los trabajadores organizados y en las calles, si debatir alternativas y decidir entre todas y todos los pasos a seguir. ¡Esa es la verdadera lucha que UPCN no está dispuesta a llevar!


Desde la conducción nacional de ATE repudiaron el bono acordado a sus espaldas entre el gobierno y UPCN por considerarlo “absolutamente insuficiente", reclamaron la apertura de paritarias y anunciaron medidas de fuerzas para fin de mes. Sin embargo, la feroz disputa entre las dirigencias de ATE no permite prever la acción unificada y contundente que se necesita para arrancarle al gobierno una apertura de las paritarias que posibilite una verdadera recomposición salarial. Más que nunca es urgente avanzar en la organización desde las base para imponer un paro nacional que nos permita enfrentar con unidad y firmeza el ajuste que lleva adelante el gobierno de Macri.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria