Nuevo sitio A dos meses de la muerte de Ramallo, Soraire y Acaráz 9 Noviembre 2016

Movilización contra los crímenes patronales

El grito de pedido de justicia por las muertes de David Ramallo, Diego Soraire y Richard Alcaráz se hizo escuchar por las calles de la Ciudad de Buenos Aires. A dos meses de estos crímenes patronales, seguimos reclamando justicia.

A dos meses de la muerte de Ramallo, Soraire y Acaráz | Movilización contra los crímenes patronales

En el día de hoy se cumplieron dos meses de los crímenes patronales de David Ramallo, Diego Soraire y Richard Alcaráz. Cerca de 400 personas, entre ellos compañeros de trabajo, familiares de las víctimas y trabajadores de otros sectores, salimos a la calle a reclamar y pedir justicia.

Se comenzó con un acto a las 10:00 hs. en las puertas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en CABA y desde allí se marchó hasta los Tribunales donde los trabajadores de la línea 60 ampliaron las denuncias por el crimen de David Ramallo.

David Ramallo era mecánico de la línea 60 de colectivos y falleció cuando se le cayó encima un colectivo al fallar el autoelevador; Diego Soraire, murió cuando explotó un biodigestor en el INTA, y el albañil de Villa Crespo, Richard Alcaráz, falleció cuando una medianera de 3 metros y de medio metro de espesor se le cayó encima.

Las muertes laborales que pueden evitarse no son accidentes, sino crímenes patronales. Las precarias condiciones laborales, la falta de control de los inspectores y la complicidad de las burocracias sindicales hicieron que estas tres personas murieran en sus lugares de trabajo, que alcanzan cerca de 450 muertes al año. Todo esto es producto de la desinversión en las condiciones de seguridad de los empresarios se ahorran dinero a costa de la sangre de las y los trabajadores.

Estas tres vidas se las llevó la explotación de los empresarios y el Estado: los primeros por forzarnos a trabajar en condiciones mortales y el segundo por no prevenir y controlar; y en el caso del trabajador del INTA, el Estado es doble verdugo porque también es el empleador de Diego.

Los compañeros de trabajo, las familias y todos/as las y los que luchamos contra estas injusticias que genera este sistema de explotación, nos manifestamos y movilizamos para pedir justicia por ellos y para que no se vuelvan a repetir estas muertes que podrían haberse evitado.

¡Justicia por David Ramallo, Diego Soraire y Richard Alcaráz!

¡Basta de crímenes patronales!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo