Nuevo sitio Escenario político y electoral 8 Noviembre 2016

Hacia las legislativas de 2017

El 2016 se acerca a su fin y el tiempo electoral empieza a marcar agenda. Cómo se expresarán las opciones electorales luego de un año de gobierno de Cambiemos es una de las inquietudes para 2017.

Edición N° 19

A Vencer (noviembre-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Escenario político y electoral | Hacia las legislativas de 2017

Por el momento, el peronismo se presenta dividido. Sin conducción clara, el Partido Justicialista ha sido más bien el que le ha permitido al Macrismo -que había asumido sin el quórum necesario para tener mayoría en ambas cámaras- sancionar leyes claves para su gestión: pago a los fondos buitres, reforma electoral, participación público privada en la obra pública, etc.

El Frente Renovador de Sergio Massa -que ahora teje alianzas con el Movimiento Evita del Chino Navarro y Emilio Pérsico- ha jugado claramente como el partido de co-gobierno. Fue de los primeros en aportar los votos necesarios para que el macrismo logre hacer avanzar proyectos en el legislativo. Juega a hacer un sostén del gobierno con un "apoyo crítico". Aún no se sabe si intervendrá por dentro del PJ en una posible interna, pero varios han intentado seducirlo para que vuelva y encarne un nuevo liderazgo.

Por otro lado, el peronismo busca un nuevo orden luego del congreso que ungió a Gioja como presidente del partido. Intenta convocar a todos pero tratando de aislar al kirchnerismo y hacerle pagar cara la derrota. Varios gobernadores, entre los que destaca Urtubey, junto con otros legisladores e intendentes juegan a la oposición responsable. Entre estos destaca el grupo Esmeralda que lidera Martín Insaurralde en la provincia de Buenos Aires.

El sector más golpeado y debilitado que queda es el kirchnerismo, aunque mantiene cierta estructura militante centrada en La Cámpora y en algunos intendentes y legisladores leales, pero que tiene que hacer política sin la caja grande del Estado. A esta situación se le suma el desprestigio social por los graves hechos de corrupción que acompañaron su gestión y el permanente hostigamiento judicial a varios de sus ex funcionarios entre las que se destacan las denuncias sobre Cristina Fernández. A pesar de todo mantiene una intención de voto no despreciable para ninguna fuerza política, que pretenden hacer jugar para ganar posiciones adentro del peronismo.

Lo que se resuelva en la interna del peronismo y cómo queden posicionados luego del 2017 puede significar que alguno de ellos pueda aspirar a las presidenciales del 2019.

Desde el campo popular las alternativas se van a constituir en torno a dos ejes estructurantes.

Por un lado el de la centro izquierda, hoy con un espacio vacante. El definitivo corrimiento de "Progresistas" hacia la centroderecha y la debacle del Frente Popular de De Gennaro (hoy fuera de escena) brinda la oportunidad para que otras fuerzas busquen ocupar ese lugar más claramente. Hacia esos objetivos estarán orientados los esfuerzos de organizaciones como Patria Grande que junto con Seamos Libres presentaron su armado "Ahora Buenos Aires". Por nuestra parte, entendemos que la búsqueda por construir una verdadera alternativa de transformación debe pasar por posicionarse desde una clara independencia de clase. Los intentos por reconstruir en la diversidad y desde lo popular entran en tensión cuando se abren perspectivas de integración con sectores empresarios como las PyMES como en el caso de la alianza mencionada en donde dichas organizaciones confluyen con el empresario Leonardo Bilansky. Además, este nuevo espacio relega las reivindicaciones del movimiento feminista al depositar las expectativas en el Vaticano. Por estos días los referentes de Patria Grande y Seamos Libres participaron de un encuentro en Roma organizado por Juan Grabois en donde la figura central fue el Papa Francisco, Bergoglio. El rol del Vaticano para descomprimir la bronca popular y sostener el orden social es clave tanto en Argentina como otros países del continente. Estas orientaciones confunden a nuestro pueblo a través de un programa que no cuestiona las bases de la dominación y la dependencia.

El otro eje de construcción de alternativa pasará por quienes buscamos construir una salida por izquierda. En este sentido, el lugar que ocupa hoy el FIT como referencia nacional electoral es indudable. Este frente electoral ha logrado posicionar a la izquierda en el marco de las elecciones como un actor visible e influyente. Recientemente han jugado un papel destacado en el rechazo al escandaloso aumento de las dietas de los legisladores en ambas cámaras. Sin embargo, vemos también los límites que el FIT mantiene al seguir sosteniéndose en base a un acuerdo puramente electoral que no puede llevar adelante políticas unitarias e iniciativas en otros planos de la lucha de clases, ya sea para enfrentar el ajuste y los despidos como lamentablemente hemos visto frente al fracaso del encuentro obrero donde se privilegiaron las disputas internas frente a la posibilidad de dar una respuesta unitaria al ajuste en curso. Entendemos que poner en pie una alternativa política revolucionaria no puede de ningún modo reducirse a la unidad en el campo electoral, sino que debe permitirnos fundamentalmente fortalecer la organización por abajo de nuestra clase. Valoramos la experiencia del FIT, pero sabemos que necesitamos principalmente de otros métodos de construcción para potenciar una verdadera alternativa política anticapitalista. Desde este lugar saludamos la realización de un acto conjunto en Atlanta, al cual acompañamos con expectativa entendiendo que aporta a visibilizar en un sentido amplio a la izquierda en nuestro país. Sin embargo esto no nos impide señalar nuestras divergencias políticas estratégicas con las corrientes que la conforman y nos diferenciamos del perfil marcadamente institucional, del sectarismo y la autoproclamación permanente. Limitaciones que concretamente terminan dividiendo a los trabajadores en momentos cruciales para nuestra clase. Estos son algunos de los debates que de manera franca y honesta también señalamos como organizaciones políticas y militantes que desde hace ya varias décadas estamos luchando en nuestro país.

En este marco, también es que entendemos la necesidad de fortalecer la perspectiva de una propuesta frentista de izquierda, sin perder nuestra identidad, sin delegar nuestra representación política y aportando desde nuestras construcciones actuales. Una alternativa anticapitalista, antiimperialista, antipatriarcal y por el socialismo que proponga un programa que dé respuesta a las necesidades del pueblo trabajador desde un claro perfil de lucha y acción directa. Hace varios meses, desde HN e, IR junto a un grupo de organizaciones venimos dando pasos para conformar un espacio político propio que a través de un programa claro de independencia de clase tenga también su expresión electoral. Esperamos poder encontrarnos en este camino, articulando con otras expresiones de organizaciones compañeras con las cuales construimos también en unidad como lo hacemos en la CPS Rompiendo Cadenas, en la campaña No te dejes ajustar u otras instancias de lucha. Esperamos que en los tiempos venideros estos esfuerzos rindan sus frutos y sigamos aportando a la construcción de una alternativa política de la clase trabajadora con verdadera vocación unitaria y un claro perfil combativo en defensa de los intereses de las y los trabajadores.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo