Nuevo sitio El barrio se organiza 4 Noviembre 2016

La Villa 21/24 dijo basta de violencia machista

El jueves 3 de noviembre vecinos, vecinas y organizaciones sociales de la Villa 21/24 en Barracas, CABA, se congregaron para marchar frente al brutal femicidio de una mujer del barrio frente a su hijo el fin de semana pasado. Las consignas, continuando las manifestaciones del pasado 19 de octubre, fueron “ni una menos”, “basta de violencia machista” y “vivas nos queremos”. La manifestación terminó en el lugar de los hechos con una misa y reflexiones de referentes del barrio.

El barrio se organiza | La Villa 21/24 dijo basta de violencia machista


Dijimos Ni una menos, dijimos que Vivas nos queremos. Sin embargo, desde la mítica marcha bajo la lluvia apenas unas semanas atrás, seguimos viviendo el horror de la violencia machista en los barrios. Durante el fin de semana pasado, Élida del Valle Barrios (39) fue brutalmente asesinada por Lucio Sánchez, su pareja, quien la apuñaló 27 veces en la calle y huyó. Ella se encontraba en ese momento con su hijo, quien tuvo la desgracia de observar todo lo que pasaba. El año pasado se había denunciado el femicidio de Micaela Gaona, otra vecina del barrio, también asesinada por su pareja.



Élida corrió por el barrio, escapando desesperada de su pareja, quien logró alcanzarla a la altura de la plaza 8 de Diciembre, en la Villa 21/24. La mujer quedó tirada en el lugar y murió camino al hospital desangrada. Se trató de una muerte evitable, ya que las puñaladas no llegaron a comprometer ningún órgano vital. Sin embargo, la ambulancia tardó 30 minutos en llegar, tiempo en el que se produjo la pérdida de sangre. Aunque vecinas y vecinos se ofrecieron a llevarla al hospital en autos particulares, Prefectura no permitió que la llevaran y exigió por protocolo esperar la ambulancia. Quienes conocemos el barrio sabemos que es una demanda histórica de los vecinos y vecinas la cuestión del ingreso de ambulancias al interior del barrio, en muchos casos obstruido por los estrechos pasillos, y en más casos aun por la demora del servicio. Según contó la cuñada de Élida, Lucio Sánchez, el asesino, llegó más tarde al hospital con heridas (que él mismo que había producido), y luego de pedir “ir al baño" se escapó.



Las organizaciones políticas, sociales y religiosas del barrio no tardaron en poner en acción las redes solidarias y rápidamente convocaron una manifestación para visibilizar el caso. Cientos de vecinos y vecinas, trabajadores y trabajadoras y militantes del barrio se convocaron en Iriarte y Luna, en una enorme marcha de antorchas hacia la plaza donde Élida fue asesinada. Una vez allí, el padre Toto de la parroquia de Caacupé llevó adelante una misa, y luego de eso referentes políticas y sociales del barrio leyeron palabras que hicieron énfasis en la responsabilidad del Estado, por la falta de contención ante las situaciones de violencia y de acción frente a los femicidios. También se denunció la revictimización de las mujeres pobres en estos casos. Patricia, perteneciente al Grupo de Mujeres de la Villa 21/24, señaló en particular la importancia de hacerle frente a la violencia machista estando juntas y organizadas.



Se trata de un caso más de violencia machista llevada al extremo de la muerte, doblemente violento por la falta de acción del Estado, cristalizado en la Prefectura y la demora del servicio de emergencias. Todo esto en el contexto de una discusión pendiente con el Estado sobre la necesidad de una urbanización integral del barrio, donde la accesibilidad sea igual que la de cualquier zona de la Ciudad. De nuevo queda claro que las mujeres trabajadoras pobres son quienes más sufren las miserias de este sistema descompuesto, machista y capitalista, que nada tiene para ofrecernos más que miseria y muerte.



En la historia de las Villas queda especialmente clara la necesidad y la capacidad de la autoorganización y la lucha para mejorar las vidas de sus habitantes. Desde Izquierda Revolucionaria denunciamos este y todos los casos de femicidios y la violencia machista en nuestros barrios, y acompañamos todas las instancias de solidaridad entre vecinos y vecinas, entendiendo que solo de conjunto podemos terminar con estos hechos, y prefigurar otras formas de habitar, saludables, libres y solidarias.



¡Basta de violencia machista!




¡Ni una mujer menos en nuestros barrios!




¡Justicia para Élida, Micaela y todas las mujeres víctimas de femicidios!




¡Somos muchas/os y estamos organizadas/os!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (CABA)
Autor

Izquierda Revolucionaria (CABA)