Nuevo sitio Panel debate ¿Por amor al arte? 1 Noviembre 2016

La cultura popular y combativa sigue creciendo

Desde Izquierda Revolucionaria participamos el domingo 30 de octubre de la actividad “¿Por amor al arte?”, una charla debate organizada por el Movimiento Cultural Víctor Jara, Conurbana, colectivo de artistas y el Frente Cultural Hagamos lo Imposible. La actividad se realizó en la Casa Cultural Víctor Jara en el barrio de Parque Patricios y contó con la participación de Vicente Zito Lema, militante, abogado de derechos humanos, periodista, filósofo, escritor, poeta y dramaturgo. Una vida entera dedicada al arte y la militancia.

Panel debate ¿Por amor al arte? | La cultura popular y combativa sigue creciendo

"(…) una voz llena de voces, una sangre que jamás llegará a secarse, que corre en las palabras; que viene desde tantas noches abominables de alaridos, de tantos golpes en las puertas de aquellos que habrían de hundirse en la insoportable nada de los desaparecidos". Extracto de Prologo de Julio Cortazar, "Belleza en la Barricada", antología poética de Vicente Zito Lema (1971-2007)


Más de sesenta artistas y militantes de la cultura se congregaron el domingo pasado para escuchar los aportes y experiencias del histórico militante y debatir la actualidad del arte, su la relación con el trabajo y la política, las perspectivas de la militancia cultural y el rol de los trabajadores y trabajadoras de la cultura. A su vez, la actividad contó con una muestra de fotografía y proyecciones del colectivo fotográfico Foco.

Luciana Capriotti, militante del Frente Cultura Hagamos Lo Imposible, presentó la actividad y remarcó que nos encontramos frente a un contexto adverso en general por la orientación y las políticas del gobierno de Cambiemos. En el marco particular de la cultura, se han expandido a nivel nacional las políticas culturales que venimos sufriendo hace varios años en CABA. Dentro de elas señaló a la persecución y las clausuras a espacios culturales, la criminalización del arte callejero, el cierre de programas culturales, todas orientaciones adornadas de polémicos nombramientos, como el de Darío Lopérfido. Claro ejemplo de esta expansión es la presentación por parte del gobierno nacional de la ley de mecenazgo que funciona desde fines de 2006 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que reorienta la financiación cultural hacia el sector privado.

Para sintetizar el espíritu de la actividad, la compañera Luciana expresó: "nos parecía importante partir de reinterrogarnos, de volver a preguntas que no sólo son preguntas de la actualidad, sino más bien preguntas históricas. ¿Qué rol cumple el arte en la sociedad? ¿Cuál es nuestro lugar de disputa? ¿Cuáles son nuestras trincheras?"

A continuación Vicente Zito Lema hizo un repaso por las experiencias militantes de los años 60 y 70, el Fatrac (Frente Antiimperialista de Trabajadores de la Cultura), el rol de los artistas en las organizaciones revolucionarias, el arte genuino y la coherencia del artista revolucionario. Afirmó, a partir de una cita de Walter Benjamín, que "la reflexión sobre la realidad, para la actualidad no puede darse, sin tener conciencia del ayer"

Por otra parte, Zito Lema reflexionó "Desde el poder, desde los que organizan la historia del arte, proponen un manto de olvido, para poder sacar a flote esa idea de un arte impoluto, un arte donde todos damos un gigantesco salto hacia el amor sin barreras, hacia el arte por el arte, hacia el arte como manifestación absolutamente platónica, que para su bien no tiene que cruzarse nunca con ninguna de las manchas de la realidad cotidiana. Eso es falso. Hay una tradición de debate. Y de debates que proponen los mismos artistas."

Se refirió a su vez a la separación del artista de su obra al ser ésta comprada en el mercado, y la apropiación de la misma por su poseedor. Planteó que esta misma separación está tan arraigada en la cultura, que hasta cualquiera de nosotros en lo cotidiano reproducimos inconscientemente.

En cuanto a la relación entre arte y trabajo y a la reivindicación fuertemente presente en los años 70 del artista como trabajador, como trabajadores y trabajadoras de la cultura, afirmó que se dio en un contexto especifico en donde "todos éramos trabajadores y cada uno aportaba desde lo que sabía hacer". Fue un momento de fuerte politización social y gran conflictividad política en donde los artistas fueron también protagonistas.

En cuanto al rol del arte en la sociedad, sostuvo que éste debe estar estrechamente vinculado con la vida y que contribuye al desarrollo de la conciencia, de la conciencia total. "El arte tiene una doble calidad, la emocional y la racional" refiriéndose a que el arte puede ser sentido pero también pensado.

Parte importante de la exposición giró en torno a la necesidad de disputar hegemonía a la cultura capitalista desde la creación artística independiente, la necesidad de confrontar el sentido común impuesto, la ideología dominante y en este sentido dijo Vicente, "la disputa en la cultura es la disputa de lo humano, del sentido de la humanidad".

La exposición se cerró de manera muy emotiva con la lectura a cargo del propio Vicente Zito Lema de un poema de su autoría titulado "Canción del gallo cantor", una prosa de más de 40 años dedicada a Víctor Jara luego de su asesinato.

A continuación se dio lugar a las preguntas y el debate. Los interrogantes rondaron en torno a la construcción de contra hegemonía, el rol de los centros culturales, la relación con el Estado y la construcción de arte colectivo. Quedaron una gran cantidad de interrogantes y una serie de disparadores y experiencias que con seguridad enriquecerán los debates futuros.

Desde Izquierda Revolucionaria saludamos la realización de este tipo de actividades que, sin lugar a duda, representan una instancia fundamental para seguir construyendo cultura popular, fortaleciendo los colectivos artísticos independientes, y pensando en un horizonte de unidad de los sectores combativos de la cultura.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria