Nuevo sitio Panel - debate 31 Octubre 2016

Nuestramérica hoy: desafíos ante la derechización de la región

Para continuar profundizando nuestra caracterización de la coyuntura latinoamericana actual, el pasado viernes 28 de octubre en la Casa de las y los trabajadores América Despierta, organizamos un panel donde abordamos los procesos de derechización de la región. Los principales ejes de debate giraron en torno al problema del terrorismo de Estado en “democracia”, el desafío de construir poder popular y el papel de los indígenas y el campesinado en la lucha de clases.

Panel - debate | Nuestramérica hoy: desafíos ante la derechización de la región

Con la participación de compañeros y compañeras del Congreso de los Pueblos de Colombia, de la Revista Chile Vencerá, del Movimiento 138 de Paraguay y de la Asamblea de Mexicanxs en Argentina se realizó este viernes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una actividad de discusión sobre la realidad política y social de Nuestramérica para pensar los desafíos de construir lazos de solidaridad internacionalista entre los pueblos ante el avance de la derecha en el continente.

El panel comenzó con la intervención de Pablo Cossio, miembro de la revista Chile Vencerá, quien partió del análisis del saldo político de las luchas encabezadas por el movimiento estudiantil en Chile en 2011. Comentó los elementos nodales del programa y el papel fundamentalmente desmovilizador llevado adelante por el gobierno de Chile desde la victoria electoral de la Concertación liderada por Bachelet. Una reforma tributaria regresiva permitió una reforma estudiantil insuficiente, que no cumple con las exigencias por una educación pública, universal, gratuita y de calidad, por apuntar a un complejo régimen de becas y mantener las desigualdades territoriales de las escuelas según la riqueza de cada municipio.

Finalmente, el compañero mencionó la reforma laboral y aseguró que la demanda por la sindicalización por rama, principal reivindicación de la clase trabajadora, ha sido desoída, de modo que continúa la sindicalización por empresa que garantiza el fraccionamiento de la organización sindical. Además, en Chile los trabajadores, al tomar una medida de fuerza, deben garantizar el funcionamiento mínimo de la empresa, una contradicción en sí misma. Entre los balances de la sociedad chilena, planteó que la legitimidad del régimen gubernamental actual es muy baja, evidenciado en las elecciones que tuvieron un 60% de abstención.

No hay una alternativa por el momento más allá de que suceden grandes movilizaciones espontáneas; las opciones pivotean entre el reformismo y la derecha en el marco de una ausencia de conflicto interburgués y apertura de una etapa progresista evidenciada con la victoria de la izquierda autónoma en la localidad de Valparaíso. Pablo afirmó que hay que construir organización, en esa línea comentó que embrionariamente se está constituyendo una intersindical con gran potencial de lucha.

La segunda intervención fue efectuada por Thomas del Movimiento 138 (Paraguay), organización nacida como consecuencia de la masacre de Curuguaty, ícono de la impunidad de la justicia y todo el aparato represivo paraguayo, y de la criminalización de la protesta social. En Paraguay sigue más vigente que nunca la matriz elaborada durante la dictadura de Stroessner, a pesar del intervalo progresista representado por el derrocado Lugo. En este marco, el compañero desarrolló brevemente la historia de la lucha por la tierra del campesinado paraguayo, estableciendo como punto culmine la masacre de Curuguaty en tanto hecho representativo de las luchas pasadas y presentes.

Además situó a la dictadura como punto de partida de un fuerte proceso de transferencias de tierras públicas a privados y, por lo tanto, de una nueva e intensa etapa de lucha entre campesinos y latifundistas que encontró su exacerbación en la masacre mencionada. A su vez, la fortaleza de la matriz dictatorial dificulta la construcción de memoria colectiva frente a la dictadura, dotando de impunidad el proceso de despojo del territorio a favor del latifundio, principalmente brasileros que pagan a las fuerzas represivas y poder judicial para acelerar desalojos.

Respecto a la política interna, el compañero comentó que se está discutiendo la posibilidad de modificar la constitución de 1992 para posibilitar las re-elecciones, ya que, los colorados de la mano de Horacio Cartes aspiran a seguir en el poder. Simultáneamente, la situación represiva ha escalado mediante asesinatos selectivos y la criminalización de la lucha.

La siguiente intervención la efectuó Fabián Celi (Colombia), quien compartió elementos fundamentales de la organización interna del Congreso de los Pueblos. Una de las tareas troncales se remite a la construcción colectiva de mandatos a partir de congresos temáticos, partiendo de la necesidad de contar con una herramienta representativa por fuera de las instituciones del Estado colombiano, especialmente del congreso tradicional. Sin embargo, Fabián advirtió que no por eso abandonan la disputa dentro del aparato oficial.

También, comentó que en vinculación con los procesos actuales, uno de los congresos temáticos realizados fue por la paz, donde se mandató que la paz es una discusión que el pueblo se tiene que dar y que hay que disputarla; hay que establecer vinculaciones con otras organizaciones; llevar a cabo el mandato internacionalista estableciendo capítulos en otros países.

Respecto al diálogo entre el gobierno y las FARC Fabián comentó que es positivo el proceso pero considera que tiene que haber más claridad en lo que ocurrirá posterior a la firma, es decir, cómo se implementará el acuerdo de paz y qué fusiles callarán. A su vez, qué canales de participación se abren más allá del plebiscito. Observa, también, que hay contradicciones entre lo que se firma en La Habana y lo que se hace en Colombia ya que se instituyeron cambios en el código policial, aumentando las detenciones arbitrarias, asesinatos y presos políticos (8 mil con tendencia a incrementar). En consecuencia, se apuesta a la paz en base a transformaciones profundas.

El compañero nos informó que el Ejercito Nacional de Liberación abrirá una mesa para discutir sobre la participación popular. A su vez, sostuvo que las negociaciones de paz posibilitan la apertura democrática de cara a la Mesa Social pos la Paz de carácter abierto que se lanza el 3 de noviembre. Dentro de los desafíos Fabián esbozó el internacionalismo en la lucha contra los tratados de libre comercio y la generación de escenarios de encuentro de cara a la movilización.

La última intervención estuvo a cargo de Mónica Mexicano integrante de la Asamblea de México en Argentina, que tiene como eje de trabajo la violencia de Estado. Comenzó con el caso de Ayotzinapa que puso al descubierto globalmente la organización narcoestatal imperante en México. La compañera sostiene que Ayotzinapa es paradigmático porque participan todas las fuerzas represivas y el encubrimiento se da a escala federal. En México se desarrolla una guerra integral contra el pueblo, con el objeto de dominar los territorios para instrumentar reformas económicas estructurales (educación, salud, trabajo y energía). También se da la guerra en el terreno de los medios de comunicación.

A su vez, nos afirma que la situación represiva es catastrófica, con hostigamiento a periodistas y activistas, desapariciones, etc. A partir de Ayotzinapa, los familiares organizados no pararon de encontrar fosas comunes. Esta tarea está posibilitando que los familiares organizados por sus propios medios ayuden a encontrar desaparecidos. Mónica informa que las fuentes oficiales indican que en los últimos 10 años la cifra de desaparecidos es de 29 mil. Las no oficiales tranquilamente pueden duplicar ese número. Finalmente, la compañera pone sobre la mesa la discusión sobre el sujeto revolucionario, dado que en México las comunidades indígenas son las únicas que han resistido a los embates del narcoestado y el capital. En este sentido, brevemente comentó que las tareas que en estos momentos pueden llevar adelante son las de difundir en todos lados lo que ocurre en México, acompañar la lucha indígena de cara a la construcción de poder popular.

Terminadas las intervenciones se realizó una ronda de preguntas a los panelistas para seguir profundizando y enriqueciendo nuestro abordaje de la situación latinoamericana e intercambiando preocupaciones en común.

La jornada continuó con una peña latinoamericana organizada por América Despierta, de la mano de Tosco Sikuris, Locro Pulsudo y Nahuel Perkal, donde pudimos compartir buena música en vivo y comida casera.

Se abren muchas líneas para seguir repensando nuestramérica, qué problemas son comunes en los distintos países, cuáles son sus particularidades, cómo pensar las mejores tácticas para construir poder popular y para visibilizar, frente a una derecha fortalecida a nivel regional, y anquilosada en todos estos países, una alternativa de izquierda que de verdad dispute poder. En este apasionante camino, seguimos ejercitando la unidad de los y las revolucionario/as, tejiendo redes y practicando la solidaridad internacionalista.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria