Nuevo sitio Acto de la CORREPI, 30 de octubre de 2016 30 Octubre 2016

Situación represiva en Zona Norte

A 20 años del primer archivo de casos de gatillo fácil y muerte en lugares de detención bajo responsabilidad del Estado, la CORREPI presentó ayer el primer informe sobre la situación represiva en la zona Norte y Noroeste del conurbano bonaerense. Convocado y organizado por los compañeros y compañeras que militan en esa zona, el acto se realizó en la Plaza Talar y contó con un número importante de asistentes que respaldaron el hilo conductor de la movida: Con unidad, organización y lucha, ¡las calles son nuestras!

Acto de la CORREPI, 30 de octubre de 2016 | Situación represiva en Zona Norte

Familiares de víctimas de la política represiva del Estado, compañeros de diversas organizaciones sindicales, políticas, sociales y estudiantiles, artistas independientes, junto al activo militante de CORREPI, mostraron en la primera presentación de la situación represiva en Zona Norte, cómo se desarrolla la militarización barrial, la persecución, el hostigamiento sobre los territorios pobres y, en general, cómo funciona, en esa región del conurbano bonaerense, la criminalización de la pobreza y de la protesta. No faltaron las intervenciones teatrales y poemas de compañeros independientes que le sumaron elocuencia y creatividad a la actividad.

Entre las presencias a destacar en la actividad, podemos mencionar a José Ojeda, el trabajador que hace unos pocos días fue brutalmente agredido por el inspector Héctor Eusebio Sosa, policía autor de tres crímenes de gatillo fácil en la zona entre 1999 y 2006, ahora premiado con la integración al COT (Comando de Operaciones Tigre) –germen, junto al Programa Tolerancia Cero en la Ezeiza de Granados, de las actuales policías comunales- que utiliza el Municipio de Tigre para disciplinar a las barriadas más humildes.
A medida que la tarde y el acto crecían en convocatoria, la denuncia sobre los planes represivos de los gobiernos nacional y provincial eran detallados desde el improvisado escenario. Con claridad se advirtió sobre la militarización barrial que entraña la declaración de emergencia en seguridad que en conjunto hicieron Macri y la gobernadora Vidal.

Con la contundencia que caracteriza los informes de CORREPI, quedó claro que el gobierno llegó para profundizar el ajuste y que, para ello, necesita aumentar su capacidad represiva. La palabra de los familiares de diferentes casos de gatillo, sumada a la de quienes denunciaron las innumerables causas armadas con las que se detienen y torturan a los pibes y pibas, ejemplificaron cómo la política estatal busca aumentar su potencial disciplinador.

Estuvieron presentes e intervinieron los compañeros Alfredo Cáceres de SUTEBA Tigre; Carlos Zerrizuela del Frigorífico Rioplatense, Ariel Godoy, trabajador de FATE e integrante de la conducción del recientemente recuperado SUTNA) y Luciana Rosende, del SIPREBA, trabajadora de prensa del Argentino Zona Norte. Todos se refirieron a la creciente persecución y criminalización que recae sobre los trabajadores y trabajadoras organizados de la zona, y a la necesidad de organizarse más y mejor para enfrentar los despidos masivos, los intentos de aplicación del Protocolo de seguridad y la profundización del espionaje sobre organizaciones políticas y sociales. También llamaron a fortalecer la campaña "Chau COT", contra esta fuerza local, que dispone de 250 millones de pesos de presupuesto, mientras el gobierno niega aumentos salariales y recursos para comedores y escuelas.

Previo al cierre de la actividad con la lectura del documento a cargo de dos compañeras de CORREPI, la última intervención fue de nuestra compañera María del Carmen Verdú, quien realizó una síntesis del trabajo y la lucha antirrepresiva de todos estos años, y convocó al acto anual de CORREPI en Plaza de Mayo, el próximo 2 de diciembre en Plaza de Mayo. La compañera destacó el crecimiento de la organización represiva en la zona, así como la fuerte experiencia de co-militancia con las organizaciones sindicales clasistas y antiburocráticas como las que estuvieron presentes en el acto.

Fuerte resonaron las palabras de Antonio Espasa, el compañero de Sonia Colman, trabajadora asesinada en Del Viso por el policía Oscar Benítez; de Micaela Corzo, hermana de Rodrigo, fusilado por el oficial Cristian Solana y de Nicanor Bogado, papá de Marcelo, víctima del policía José Luis Díaz, todos de la Bonaerense, que sintetizaron lúcidamente la alternativa que debieron enfrentar: Resignarse al dolor en silencio, o convertirlo en motor para salir a luchar. En sus voces, cobró encarnadura la consigna central: Con unidad, organización y lucha, ¡Las calles son nuestras!.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (GBA Norte)
Autor

Izquierda Revolucionaria (GBA Norte)