Nuevo sitio Volante nacional 22 Octubre 2016

Contra el avance de la derecha, construir una alternativa desde abajo

Con un año ya de gobierno, el macrismo confirmó que está al servicio de los más ricos. Para enfrentar el ajuste, las y los trabajadores tenemos que desarrollar nuestra propia salida.

Volante nacional | Contra el avance de la derecha, construir una alternativa desde abajo

El primer año de la presidencia de Mauricio Macri no deja lugar a dudas: se trata de un gobierno orientado en favor de los grandes grupos empresarios. Todas las medidas que llevó adelante como la quita de retenciones a los agroexportadores, la devaluación del peso, los tarifazos, los despidos en el Estado y la subejecución y recortes del presupuesto en educación y salud buscan darle grandes márgenes de ganancia a los empresarios mientras le pasa la factura a las y los que menos tienen. La política del macrismo pica en punta en el marco de la restauración derechista en América Latina.

Sin embargo, todas estas medidas no han servido para sacar al país de la recesión y la inflación porque jamás llegaron las prometidas inversiones. Macri necesita ganar las legislativas del año próximo y avanzar en su agenda antiobrera, con una profunda reforma laboral, para lograr el apoyo de los empresarios. De todas maneras, las inversiones tampoco traerán ningún respiro para el pueblo trabajador. Pagaremos con menos salario, más horas de trabajo y hasta con nuestra propia vida, como revelan los recientes casos de muertes obreras por la voracidad patronal.

Para asegurar un mayor control político, la alianza Cambiemos impuso una reforma que implementa el voto electrónico, sumamente cuestionado por imposibilitar la auditoria ciudadana del proceso electoral.

La oposición tradicional

Para ejecutar gran parte de su ajuste, el macrismo se escuda en la "pesada herencia" dejada por el gobierno anterior y mantiene activos los casos de corrupción de ex funcionarios en los medios de comunicación. El kirchnerismo, con Cristina a la cabeza, mantiene una resistencia discursiva contra el gobierno y la convocatoria a un "frente por una nueva mayoría". Pero en los hechos su apuesta sigue siendo a construir electoralmente con el Partido Justicialista, cuyos gobernadores ejecutan el mismo ajuste que el gobierno nacional. Por su parte, Massa y Stolbizer armarían una lista propia, lo que confirma la disolución final del llamado "centroizquierda" en un frente derechista que nada tiene para ofrecer al pueblo.

Las luchas y nuestra alternativa

A lo largo del año, las y los trabajadores y el pueblo mostraron grandes reservas de lucha. El paro del 24 de febrero de ATE, la jornada del 24 de marzo, la movilización de la CGT del 29 de abril, la marcha educativa del 15 de mayo, la masiva Marcha Federal del 2 de septiembre, el reciente Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario fueron sólo algunas de las expresiones de masas contra el ajuste que, sin embargo, se mantienen dispersas y por tanto no lograron torcer todavía el ajuste en curso.

El triunvirato de la CGT, que tenía la responsabilidad de convocar a un paro general para articular las luchas contra el gobierno, ha maniobrado hasta el infinito para enterrar esta posibilidad. Se limitó a negociar un mísero bono de fin de año que no llega a cubrir lo perdido por la inflación para consagrar la paz social con el gobierno.

A pesar de esto, por abajo siguen surgiendo luchas como en el sector docente contra el Operativo Aprender, en bancarios por la reapertura de paritarias y contra los despidos y entre las y los trabajadores de prensa y el neumático.

Desde Izquierda Revolucionaria entendemos que es fundamental como tarea inmediata darle impulso y rodear de solidaridad a todas y cada una de estas luchas para construir el paro general por abajo, en unidad de acción con todos los sectores en conflicto.

Por otra parte, de cara a la inminente campaña electoral del año próximo donde todas las fuerzas políticas empiezan a orientar la mira, resulta necesario desarrollar una alternativa política propia que levante un programa al servicio de las y los trabajadores y sea un canal de organización y movilización para intervenir en ese proceso con un perfil propio, delimitado de los partidos patronales. En ese sentido, impulsamos la confluencia de todas las organizaciones que se reclaman anticapitalistas y quieran construir una salida unitaria.

¡Te convocamos a sumarte a esta pelea!

Paro nacional contra el ajuste

Por una alternativa de las y los trabajadores

Abajo la restauración conservadora en América Latina

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria