Nuevo sitio Educación en CABA: triunfo de la organización 19 Octubre 2016

Fracasó el Operativo Aprender

En la Ciudad de Buenos Aires, el rechazo al Operativo Aprender que quiso imponer el macrismo fue contundente, con un nivel de ausentismo a la evaluación que en algunos distritos fue de más del 80 por ciento. Esta cifra da cuenta del triunfo de la organización de la comunidad educativa porteña que desde hace meses viene llevando adelante la pelea contra esta avanzada del gobierno sobre la educación.

Educación en CABA: triunfo de la organización | Fracasó el Operativo Aprender

El "Operativo Aprender 2016", evaluación externa y estandarizada impulsada por organismos financieros internacionales, sufrió en la Ciudad de Buenos Aires un categórico revés. Por nombrar un ejemplo, en el distrito escolar octavo, de un total de 1152 alumnas y alumnos de sexto grado, tan sólo 228 asistieron (un 19,8 %). Y en general, por la información que nos llega hasta el momento, no ha habido ningún distrito que haya tenido menos del 50 por ciento de rechazo. Si tomamos en consideración que se trata de una prueba censal, la magra tasa de realización da cuenta de un verdadero fracaso del "Operativo" en la ciudad de Buenos Aires.

A modo de balance, vale decir que el altísimo nivel de ausentismo a la evaluación -tanto en primaria como en media- no hizo más que cristalizar una tarea de organización por abajo, que fue gestándose durante meses. Esta resistencia fue impulsada principalmente por el sindicato Ademys, que desarrolló una campaña tomada por asambleas de distrito y a nivel de cada escuela con un intenso debate dentro y fuera de las aulas. Al mismo tiempo, las y los estudiantes secundarios tuvieron un rol muy activo y lograron instalar tanto el ausentismo como el rechazo mediante entrega de planillas tachadas. A su vez, se pudo articular con espacios de familias que se pronunciaron en contra de la evaluación externa y en defensa de la escuela pública.

En cuanto a la modalidad de lucha, la campaña se llevó adelante combinando diferentes acciones, según las situaciones de cada escuela y distrito. A nivel general, en todos los paros convocados por Ademys se levantó la consigna de "No a la evaluación externa". Simultáneamente, se realizó una cantidad enorme de afichadas y difusión por redes sociales, con materiales elaborados desde el sindicato y otros realizados directamente desde las asambleas distritales. Todos éstos apuntaban a denunciar tanto la modalidad como los objetivos reales del operativo de evaluación. Por otra parte, se llamó a los trabajadores y trabajadoras a no anotarse como aplicadores y a las familias a no llevar a sus hijos/as a la escuela el día de la evaluación. A nivel escuela, se multiplicaron las cartas de los cuerpos docentes elevadas al Ministerio por vía jerárquica, donde se planteaban las razones políticas, pedagógicas y gremiales por las cuales se oponían a este tipo de evaluación. Algo similar hicieron los y las estudiantes de media.

En la Ciudad de Buenos Aires, hace años que las y los trabajadores vienen dando pelea frente a los innumerables intentos del macrismo por imponer la evaluación tanto a estudiantes como a docentes. Lamentablemente el único sindicato que ha expresado un rechazo absoluto a la evaluación es Ademys, mientras el resto no ha pasado de una tibia crítica e inclusive la complicidad directa. Por ejemplo, la UTE circuló un comunicado donde decían que no se oponían a la evaluación pero que proponían discutir algunas modificaciones. Pero lo más nefasto fue que la UTE sugirió "no decirles a las familias que no lleven a sus hijos el día de la evaluación, en claro intento de tirar abajo el rechazo que se estaba preparando.

En estos momentos podemos afirmar que en la Ciudad, la docencia organizada, las familias y estudiantes han logrado poner un freno importante al avance de la reforma y el ajuste de la educación que pretenden el gobierno y los organismos internacionales que están detrás. Es fundamental convertir el paso que se ha dado, en un piso desde el cual seguir construyendo con mayores niveles de organización para derrotar la avanzada neoliberal en educación.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (CABA)
Autor

Izquierda Revolucionaria (CABA)