Nuevo sitio Jornadas de formación “América Insurrecta” 16 Octubre 2016

Recuperar la historia en clave transformadora

A 200 años de la primera independencia, IR y HN desarrollaron durante el sábado 15 una intensa y enriquecedora jornada de formación política acerca de las guerras de liberación en Nuestramérica durante el siglo XIX y su importancia para la construcción de un proyecto emancipador hoy.

Jornadas de formación “América Insurrecta” | Recuperar la historia en clave transformadora

Con un auditorio central de la sede de ATE Nacional colmado, tuvieron lugar una serie de actividades durante todo el día que incluyeron pensar desde un marxismo latinoamericano las empresas insurgentes del siglo XIX, la solidaridad con el pueblo Kurdo, la presentación del libro "América Insurrecta", los desafíos actuales del socialismo en Latinoamérica y una intervención teatral sobre Juana Azurduy. Pasaron por el panel Ricardo Jiménez, Federico Amarilla, Javier Perrone, Claudio Katz, Carlos Aznares y Javier Calderón Castillo.

En el primer panel, Ricardo Jiménez expuso y analizó las revoluciones independentistas americanas en el Siglo XIX, caracterizando toda una generación de revolucionarios y planteando cuales fueron los orígenes y limitaciones para el proyecto de aquella etapa.

La segunda mesa conto con representantes del Kurdistán quienes relataron el desarrollo de las luchas en medio oriente y el surgimiento del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) y el movimiento de mujeres como parte fundamental para la construcción de un proyecto independiente, democrático y socialista.

Luego del almuerzo se dio el paso a la presentación del flamante libro "América Insurrecta", producción conjunta de IR y HN a cargo de Federico Amarilla y Javier Perrone, militantes de dichas organizaciones. Allí plantearon a este trabajo como "un libro de trinchera para la disputa política de hoy" cuyo principal objetivo es recuperar nuestra historia para pensarla en clave transformadora y sacar las lecciones necesarias en vistas de una estrategia revolucionaria actual. Entender que la obra de los "próceres" no fue posible sin el colectivo social popular al cual representaban y que la epopeya independentista fue gestada por ejércitos compuestos por los sectores populares y oprimidos de esa época. ¿Qué planteos siguen vigentes de esas experiencias? Pensar un proyecto revolucionario exitoso en América Latina solo es posible desde una perspectiva continental. La presentación se explayó sobre las tres partes del libro, sus anexos documentales, las experiencias de resistencia anti coloniales de los pueblos originarios, el rol de la mujer en esas luchas, la primer independencia haitiana, la obra de San Martín, Bolívar, Artigas, entre algunos de los más destacados.

A las 15:30 hs. comenzó el panel central con la coordinación de Valeria Ianni (militante de HN) compuesto por Claudio Katz, economista y docente de la UBA, Carlos Aznares, periodista, director del periódico Resumen Latinoamericano y Javier Calderón Castillo, doctor en ciencias sociales y militante de Marcha Patriótica.
Katz abrió indicando que estamos empezando un nuevo ciclo de restauración conservadora en América Latina, una nueva fase del neoliberalismo que ya todos conocemos. Los resultados más acabados de este modelo ya están a la vista en Chile o México, lugares donde se vienen aplicando las recetas neoliberales ininterrumpidamente. Del mismo modo, con tan sólo diez meses de Gobierno, en la lectura de Katz, el macrismo logró avanzar considerablemente en ese sentido. Para el economista: "La apuesta central del imperialismo está en el éxito de Macri en nuestro país. Pero ojo que vivimos una situación económica muy compleja donde debemos apuntar a desarrollar la movilización popular que contagie a todo América Latina, es momento de la resistencia popular. Venimos de una década progresista. A pesar de sus alcances y sus méritos, estas propuestas no han modificado las estructuras sociales dependientes y primarizadas de las sociedades donde intervinieron. Esta es su limitación. No hay chances de construir un capitalismo humano, es un oxímoron. Y Venezuela es el ejemplo donde se condensa lo más avanzado de estas experiencias. Allí la única salida hoy es radicalizar, apostar a la movilización de las masas. Pero para todo esto necesitamos una bandera propia: SOCIALISMO".

En su turno Aznares destacó el papel que hoy sigue ocupando Cuba, desde donde se sigue "pensando en clave socialista" y resistiendo incluso en las condiciones actuales. Este panelista mencionó lo que entiende como claves que debemos recuperar los militantes para poner sobre la mesa y construir movimiento social. Estas comprenden la auto-organización de las masas independientes del Estado, la autodefensa, la lucha y papel de las mujeres. Cerró su intervención afirmando que "no hay socialismo del Siglo XXI, ni del XXII sino que hay SOCIALISMO". Y que en el debate 'reforma o revolución' hay que ser claros: "sólo podemos llegar al socialismo mediante un proceso revolucionario. La disputa es por el poder".

Por último Calderón Castillo indicó que hoy es tarea central disputar el sentido común de las mayorías, dado que la guerra de cuarta generación se ha vuelto fundamental. Ahondó en la situación colombiana informando que sólo el 4% de sus trabajadores están sindicalizados, pero paradójicamente es el país con más sindicalistas asesinados de América Latina. A su vez es el 6º país más pobre del mundo. Estos son datos importantes para entender la realidad y proceso colombiano. "Es hora de ganar las calles, de fomentar la movilización social por demandas económicas, reivindicativas, de DDHH", afirmó el dirigente colombiano. Finalmente explicó que los acuerdos de paz son un instrumento de lucha y movilización. Un motivo para organizar al movimiento popular detrás de un programa político claro. El conflicto en Colombia seguirá. El futuro es socialista o no es.

Finalmente, tuvo lugar "Proceso a Juana Azurduy", obra de Andrés Lizarraga, con una puesta de la Compañía Porteña de Teatro Clásico. Actuación y poesía nos acercaron a la vida y obra de la revolucionaria del siglo XIX en el cierre de la actividad.

Esta intensa jornada, aparte de constituir un paso más en la iniciativa política unitaria entre las organizaciones convocantes, deja planteado un claro horizonte de lucha antiimperialista y socialista para la construcción de una Patria Grande. Recoger estos aportes no es una distracción erudita sino recuperar lo más profundo de las experiencias de nuestros pueblos.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo