Nuevo sitio Catástrofe en el Caribe 11 Octubre 2016

El huracán Matthew: sus consecuencias sociales

El huracán Matthew es la tormenta más fuerte que ha azotado el Caribe en 10 años. Si bien los huracanes son un fenómeno climático esperable en esta parte del océano Atlántico, las distintas consecuencias sociales de su paso en Haití y Cuba muestran que las muertes y destrucciones no son un fenómeno natural.

Catástrofe en el Caribe | El huracán Matthew: sus consecuencias sociales

Un huracán es una gran tormenta formada en ciertas condiciones meteorológicas de baja presión que conlleva tanto lluvias extraordinarias (por la cantidad de agua que cae en poco tiempo) como vientos extraordinarios (en el caso de Matthew, los vientos alcanzan los 230 km/h). El mar Caribe reúne condiciones climáticas propicias para la formación de estas tormentas. En este caso Matthew ha alcanzado intensidades en sus vientos y lluvias que lo igualan al último huracán más fuerte del Caribe, el Félix acontecido en el año 2007.

Lamentablemente la noticia importante que ha dejado Matthew ha sido las más de 1000 muertes ocurridas en Haití, así como la destrucción de viviendas y refugios de al menos 350.000 personas en dicho país. Cabe resaltar que la situación social de Haití es muy precaria debido al terremoto que azoto dicho país en 2010, el cual dejo al menos 300.000 muertos (oficialmente reconocidos), por lo que las condiciones habitacionales en Haití son extremadamente vulnerables ante una tormenta como Matthew. Frente a estas consecuencias devastadoras en Haití, que dicho sea de paso gozan de escasa o nula repercusión mediática a pesar de constituir una de las catástrofes humanitarias mas desgarradoras de todo el 2016, Cuba presenta otras consecuencias.

El paso de la parte más agresiva del huracán por el único país no capitalista de América Latina dejo el extraordinario saldo de ninguna víctima fatal. Esto es posible ya que como reconocen medios internacionales insospechados de simpatía con Cuba, la organización de la Defensa Civil Cubana es extraordinariamente eficiente y en la misma participa la población civil organizada, lo cual provoco que varios días antes de la llegada de la tormenta, no quedase ningún habitante en la zona donde impactaría la tormenta con más fuerza. La ciudad Cubana más afectada fue Baracoa donde el huracán golpeo con la misma fuerza que en Haití generando cuantiosas pérdidas materiales pero ninguna pérdida humana.

Haití, país ocupado militarmente desde 2004 por una coalición de ejércitos liderados por EEUU (a través del plan MINUSTAH) es uno de los países del mundo más pobres que existen con indicadores sociales alarmantes. Este país intervenido innumerables veces por EEUU y con gobiernos dictatoriales títeres del imperialismo es la mayor evidencia de la degradación humana a la que el imperialismo y el capitalismo somete a los pueblos de América Latina. El contraste de las consecuencias del paso de Matthew con Cuba deja en claro que la destrucción y la muerte de las personas por fenómenos naturales tienen sus raíces en el sistema social y económico, más que en "desgracias" de la "naturaleza".

El recorrido de Matthew siguió sobre Florida, donde murieron 19 personas a causa de la tormenta, dato que remite a la creciente desigualdad social y la falta de previsión de EEUU para atender la catástrofe (Cabe recordar las consecuencias del Katrina en 2005 que dejo a Nueva Orleans inundada y sumida en la extrema pobreza durante años). Actualmente Matthew viro su rumbo hacia el océano mientras se desintegra poco a poco. Si bien la tormenta paso, las consecuencias y las muertes quedan, así como los sistemas sociales que propician (o previenen) las futuras catástrofes sociales.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria