Nuevo sitio San Juan 7 Octubre 2016

Metal pesado en Jáchal, producto del derrame de la Barrick Gold

A instancias de la Asamblea Jáchal no se toca, la Universidad Nacional de Cuyo realizó un análisis de aguas subterráneas y superficiales como consecuencia del derrame de cianuro en la mina Veladero durante septiembre. Se detectaron niveles ilegales de metales pesados como el mercurio

San Juan | Metal pesado en Jáchal, producto del derrame de la Barrick Gold

Luego de que la Barrick Gold provocara el segundo derrame de cianuro (públicamente reconocido, se estima que hubo más) en septiembre del corriente año, en el valle de lixiviación de la Mina Veladero ubicada en el departamento de Jáchal de la provincia de San Juan, integrantes de la asamblea "Jáchal no se toca" impulsaron un análisis del recurso hídrico en distintos puntos del departamento, a través de especialistas de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). Los resultados arrojaron datos alarmantes. Se detectó la presencia de metales pesados como el mercurio en acuíferos subterráneos y ríos afectando diferentes localidades que utilizan el agua para consumo humano, animal y en actividades agrícolas.

A partir del análisis del agua impulsado por la asamblea, ante la desidia de las autoridades gubernamentales que no movieron un dedo para medir el alcance del daño ambiental provocado por la Barrick Gold, integrantes de la misma realizaron una toma pacífica encadenándose en columnas de la municipalidad del departamento de Jáchal. Ayer la asamblea informó que "En el día de hoy, realizamos una presentación por escrito al subsecretario de DDHH Dr. Jorge Ariel Rodríguez , advirtiendo sobre la situación de nuestros compañerxs que están dentro de la municipalidad de Jáchal ya que las fuerzas de seguridad no dejan ingresar agua alimentos y demás elementos esenciales. Además se le adjuntó los resultados de los análisis de la UNCuyo, poniéndolo en conocimiento sobre el estado de las cuencas del río Jáchal, y del abandono de persona por parte del gobierno nacional provincial y municipal, ante los dos derrames oficiales ocurridos el 13 de septiembre 2015 y el ultimo del 8 de septiembre".

El estudio proporcionado por la UNCuyo advierte que la contaminación detectada supera los umbrales permitidos por el Código Alimentario Argentino y la Ley de Residuos Peligrosos. En este sentido, el paso del tiempo abona a una degradación socio-ambiental irreversible ya que si el modelo megaminero contaminante continúa "desarrollándose", el tejido social de las regiones mineras tenderá a desarticularse. Aquellas comunidades que se sostienen a partir de la agricultura y ganadería ven degradarse día a día los cursos de agua. En consecuencia, ¿adónde van a ir? Como muchos asambleístas han expresado, dicho escenario posibilita migraciones forzadas a las villas de las grandes ciudades. La declinación de la suspensión que pesaba sobre las operaciones de la transnacional canadiense en la mina Veladero no ofrece los mejores augurios.

Ya no hay dudas de que la megaminería pregonada por la Barrick y el gobierno de los CEOs degrada y empobrece a las y los trabajadores. No puede realizarse de modo responsable porque implica atentar contra su tasa ganancia, no puede realizarse respetando los derechos conquistados por el pueblo porque su acumulación se sostiene sobre el avasallamiento de tales derechos.

¡Fuera Barrick de Argentina!

¡No más megaminería contaminante!

¡Arriba la lucha del pueblo de Jáchal!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria