Nuevo sitio Contexto político del XXXI ENM 5 Octubre 2016

Ajuste y avanzada machista sobre nuestros derechos

La puesta en marcha del brutal ajuste sobre lxs trabajadorxs, desde que asumió el gobierno de Cambiemos, suma ya más de 150 mil despidos (sin contar el trabajo informal), tarifazos mientras exime a los ricos de impuestos. Esto agrava la situación de precarización y pobreza al tiempo que constituye una avanzada contra los derechos de las mujeres, lesbianas, trans, gays y demás identidades disidentes.

Edición Especial

Folleto ENM 2016

Especiales

Sumario

Compartir Articulo

Contexto político del XXXI ENM | Ajuste y avanzada machista sobre nuestros derechos

El gobierno, de los CEOs y la derecha, mantiene una unidad con los sectores más reaccionarios de la iglesia católica y busca avanzar sobre los derechos que hemos conquistado, después de años de lucha para visibilizar la desigualdad y la violencia machista y obligar al Estado a hacerse responsable.

Nos referimos a leyes como la de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, la Ley de Identidad de Género, la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable y el aborto no punible (que, a pesar de su escasa o nula implementación, representan una conquista en materia de derechos de las mujeres y colectivos LGTTBIQ).

Sin embargo, a pesar de los avances que forjamos en la lucha, también vivimos durante el gobierno kirchnerista el incumplimiento de las mismas leyes: en 2015 el presupuesto asignado para políticas contra las violencias hacia las mujeres fue sólo de $0,80 por mujer. En el mismo año, 286 mujeres fueron asesinadas en situaciones que se podrían haber prevenido y cuyos femicidas aún siguen impunes. Las mujeres seguimos desapareciendo y muriendo por razones de género. A esto se suma los homolesbotravesticidios y el homolesbotrans-odio, como el asesinato de Diana Sacayán.

El macrismo empeora el recorte de las políticas públicas que tenían como fin la atención de las diversas problemáticas que sufrimos las mujeres y los colectivos disidentes. Emblema de esto fue el cierre de los programas de Asistencia a Víctimas de Violencia sexual, Salud sexual y procreación responsable y los dirigidos a trabajar con la niñez. Para este gobierno son "gastos" que el Estado no debe sostener.

En ese marco, la designación de Fabiana Tuñez como presidenta del Consejo Nacional de la Mujer es un intento del macrismo por lavarse la cara por su política de ajuste y criminalización. La designación es decepcionante para las mujeres de los sectores populares, ya que la Casa del Encuentro (organización que se autodenomina "feminista y popular") se vuelve funcional a Cambiemos e incrementa su apuesta como organización "onegeista". Así se convierte en cómplice de un gobierno que quiere desligarse de sus responsabilidades.

Seguimos luchando por nuestros derechos

El proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, ha sido cajoneado más de 5 veces. Los casos de mujeres que llegan con abortos en curso a las guardias y son encarceladas sin pruebas ni juicios proliferan día a día y son un claro ejemplo de lo que enfrentamos y de las pocas chances de acceder al derecho de Aborto No Punible con instituciones, médicos y jueces machistas que nos consideran meros envases que no podemos decidir sobre nuestros cuerpos, aún en casos de violaciones o peligro de nuestra salud.

El negocio de la trata continúa llevándose a cientos de nosotras cada año, ante la complicidad del Estado, garante de las redes que desaparecen mujeres y niñas para la explotación sexual. En el último tiempo, desde las organizaciones populares hemos intentado visibilizar esta problemática, particularmente en los barrios más humildes en donde el entramado entre fuerzas de seguridad, tratantes, narcos y poder judicial, sólo puede ser enfrentado con mayor unidad y organización.

Por otra parte, las condiciones de acceso a puestos de trabajo se hacen más difíciles para nosotras, que solemos estar empleadas en sectores de mayor precariedad e informalidad. Ante la crisis económica, somos las primeras en sufrir el desempleo o la mayor flexibilización, aumentando la brecha salarial entre varones y mujeres, además de tener que ocuparnos de las tareas domésticas, la crianza de lxs hijxs y el cuidado de los mayores.

Es fundamental que podamos enfrentar esta situación, dando lucha contra las múltiples violencias que vivimos a diario. Desde los femicidios que vemos cotidianamente, pasando por la violencia física y psicológica que afecta a 1 de cada 3 mujeres en nuestro país, hasta la violencia simbólica, que este gobierno derechista también impulsa, profundizando estereotipos y roles retrógrados para las mujeres.

La avanzada de la derecha reclama demostrarle a este gobierno empresarial que el movimiento de mujeres, feminista y popular, no retrocederá un solo paso y defenderemos todas nuestras conquistas. Porque no nos cansamos de repetir que si nos tocan a una, respondemos todas; que no están perdidas que son desaparecidas para ser prostituidas; que el aborto legal, seguro y gratuito es nuestro derecho… por todo lo que falta, con mayor unidad, más organizadas, seguimos en lucha!

Comentarios

IR - HN - MGP
Autor

IR - HN - MGP