Nuevo sitio Contra la expotación y la opresión 5 Octubre 2016

Construyamos un feminismo revolucionario

Izquierda Revolucionaria, Hombre Nuevo y Marcha Guevarista del Pueblo somos tres organizaciones que nos enmarcamos dentro de la corriente guevarista. Asumimos la lucha contra toda explotación y opresión y apostamos a la construcción de un feminismo revolucionario para la construcción de una humanidad nueva y libre.

Edición Especial

Folleto ENM 2016

Especiales

Sumario

Compartir Articulo

Contra la expotación y la opresión | Construyamos un feminismo revolucionario

La sociedad actual, en su doble determinación capitalista y patriarcal, adquiere formas de dominación tanto de una clase sobre otras, como así también de un género sobre otros. La retroalimentación de estos dos sistemas es sustentada a partir de bases económicas, culturales, políticas y sociales, siendo el Estado y la iglesia las instituciones defensoras por excelencia del actual orden social. Mientras el capitalismo se basa en la explotación del trabajo de millones de mujeres y varones acumulando la riqueza en unas pocas manos a nivel mundial, el patriarcado sostiene la opresión de las mujeres y de los géneros disidentes a partir de la violencia machista, la construcción e imposición de estereotipos, el sostenimiento de la heteronormatividad obligatoria y la cosificación de nuestros cuerpos (volviéndonos una mercancía). La sociedad machista guarda para las mujeres pobres y trabajadoras el lugar más relegado, el lugar de sostenimiento de las tareas domésticas sumado al trabajo fuera del hogar, convirtiéndonos de esta forma en doblemente oprimidas. Así, la conjugación de estos dos sistemas responde siempre a mantener la ganancia del capital.

Partiendo de esto, entendemos que la plena emancipación de la mujer, como la de todos los géneros disidentes, sólo es alcanzable sobre nuevas bases sociales. Por ello, asumimos la construcción de un feminismo clasista, que parta de combatir la opresión atravesada por la clase trabajadora y los sectores populares y que apunte al fortalecimiento de las mujeres en la lucha contra esta doble opresión, afianzando así el fortalecimiento de la clase en su conjunto, ya que entendemos que la lucha feminista se debe dar simultáneamente con la lucha por el socialismo.

Pero no esperamos a la constitución de nuevas relaciones sociales, sino que asumimos día a día la batalla política, cultural e ideológica tendiente a construir una nueva subjetividad, que rompa con los valores y las prácticas patriarcales, a la par que vaya consolidando procesos de organización al interior del movimiento de mujeres, avanzando en la conquista de nuevos derechos. Nuestra liberación será obra de nosotras mismas y se enmarcará en un proyecto colectivo, con independencia de clase.

Proponemos la construcción de un feminismo revolucionario, convencidas de que sin feminismo no hay socialismo, creemos también que sin socialismo no hay condiciones para una ruptura definitiva de las cadenas de explotación y opresión, que atan al conjunto de la clase trabajadora y los sectores populares.


-Sin mujeres no hay revolución, sin feminismo no hay socialismo

-Que capitalismo y patriarcado caigan juntos

-Revolución en las plazas, en las casas y en las camas

Comentarios

IR - HN - MGP
Autor

IR - HN - MGP