Nuevo sitio Tras el triunfo del “no” en el plebiscito 3 Octubre 2016

Sigue la lucha por la Paz en Colombia

Los resultados del plebiscito de ayer, entristecen. Entristecen porque demuestran que la opción guerrerista y paramilitar de Uribe y su Centro Democrático tiene todavía la fuerza para poner en jaque un proceso de años de negociación de una salida política a una guerra de más de medio siglo. Entristecen también porque más del 60% del pueblo no fue a votar. Conocemos el impacto que la corrupción y largas décadas de políticas neoliberales excluyentes y precarizadoras tienen en amplias masas. Conocemos el descreimiento y la baja participación electoral que es habitual en el país hermano. Pero aun así, resulta amargo ver que un porcentaje tan amplio de la población haya considerado que no valía la pena intervenir en la definición de un plebiscito en el que se jugaba la posibilidad de empezar a construir otra Colombia. La campaña por el Sí, que reunía a elementos muy diversos, no logró movilizar a un sector amplio de las masas y reveló un fuerte desgaste politico de algunos sectores, como el gobierno de Santos .

Tras el triunfo del “no” en el plebiscito | Sigue la lucha por la Paz en Colombia

Por un estrecho margen de 60 mil votos y medio punto porcentual, lo más reaccionario de la clase dominante neogranadina buscará modificar los trabajosos acuerdos de paz de La Habana. Asumiendo la negociación que Uribe negó durante sus mandatos, el Centro Democrático pretenderá continuar la guerra imponiendo la estrategia represiva, de exclusión de las grandes mayorías de la propiedad y de la política. Colombia es uno de los cuatro países más desiguales del continente, la precarización y la informalidad laboral son alarmantes. Es además el país en que los EEUU han concentrado la mayor parte de sus bases en Nuestra América. El país de Bolívar sometido al accionar de la estrategia contrainsurgente ha generado una verdadera tragedia humana con un cuarto de millón de muertos, varias decenas de miles de desaparecidos, millones de desplazados, cientos de miles de exiliados.

Es notable el impacto de esta situación en un contexto latinoamericano ya marcado por una ofensiva de las derechas y el imperialismo. En este marco, se abre un desafío mayor para las fuerzas que luchan por el fin de la guerra y por la transformación social. Se cuestiona la "impunidad" para los guerrilleros, pero nada se dice de los crimenes paraestatales o del Ejército. Durante las semanas previas al acuerdo, siguieron los asesinatos de activistas.

Llamamos y exigimos al Estado colombiano a que garantice la integridad fisica de toda la militancia popular del país y cumpla con sus compromisos asumidos, a pesar del revés electoral con el que especulaba.

Nuestro abrazo fraterno y revolucionario a las millones de colombianas y colombianos que en su país y en el resto del mundo pelean a diario por construir un país, un continente y un mundo diferentes. Seguiremos luchando, una y mil veces, por la paz y la transformación social. Seguiremos luchando, codo a codo, por una latinoamericana unida y socialista.

3 de octubre de 2016

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo