Nuevo sitio Saqueo y contaminación 20 Setiembre 2016

El cuento de la megaminería responsable

El yacimiento Veladero nuevamente es noticia por un derrame de cianuro. El 8 de septiembre la empresa de capitales canadienses Barrick Gold informó tardíamente lo ocurrido. El Gobierno de San Juan suspendió temporalmente la actividad de la mina a fin de "determinar" la magnitud del hecho.

Saqueo y contaminación | El cuento de la megaminería responsable

A casi un año del primer derrame de cianuro en la mina Veladero localizada en la provincia de San Juan, la empresa Barrick Gold vuelve a exponer su negligencia. En un comunicado la misma reconoce: "El día 8 de septiembre reportamos a las autoridades correspondientes un incidente dentro del valle de lixiviación, producto del desacople de una cañería corrugada de 18 pulgadas con solución de proceso. No hubo contacto con ningún curso de agua ni con canales de desvío. De acuerdo con las investigaciones preliminares, el desacople se habría producido por el impacto de un trozo de hielo."

En esta oportunidad, desde la gobernación se comunicó la suspensión de actividades de Veladero hasta tanto no se determine la magnitud de lo sucedido. Según la empresa se encuentran fuera de peligro los trabajadores, las comunidades y el ambiente. A modo de provocación e intentando conseguir la foto para los diarios, el gobernador de San Juan Sergio Uñac hizo acto de presencia en el acampe de la asamblea de Jachal, como si le importase la voz del pueblo organizado. A raíz del malestar que su presencia generó debió retirarse rápidamente.

El hecho es una muestra más de que la megaminería responsable es un mito que no tiene asidero en la realidad. Se sustenta a partir del discurso de la creación de empleo y la recepción de inversiones extranjeras, minimizando las pérdidas de activos ambientales y el deterioro de la calidad de vida de la población.

¿Cambiemos?

Desde la década del "90" hasta la fecha se puede constatar la consolidación de un perfil minero argentino, cimentado en la Ley de inversiones mineras la cual, "estimula las inversiones extranjeras en el sector, asegurando a las empresas: estabilidad fiscal y cambiaria por 30 años; un techo de 3% de recaudación provincial en concepto de canon en bocamina; deducción de gastos de hasta el 100% en prospección, exploración y otros estudios asociados; exención de tasas aduaneras, IVA, pago del impuesto al cheque, gasoil, tasa de sellos, así como tampoco ningún impuesto nacional, provincial o municipal; no existe obligación de liquidar divisas y cuentan con libre exportación del total de la producción." Estos lineamientos han gozado de continuidad durante el gobierno kirchnerista e, incluso, se han profundizado durante su gestión. Dicho proceso sigue su curso en el marco del actual gobierno que apenas asumir, no le tembló el pulso en llevar a cabo una batería de medidas en detrimento del pueblo trabajador y a favor de los capitales más concentrados. En el marco del actual ciclo recesivo de la economía argentina, la "lluvia de inversiones" que intenta estimular el macrismo implica e implicará la continuidad del modelo extractivista y primarizador, única área competitiva de la economía del país. En esta perspectiva, las primeras medidas adoptadas instituyen la eliminación de las retenciones a las exportaciones mineras, junto a la liberalización del giro de dividendos al exterior, del tipo de cambio y del acceso a la importación de bienes de capital. De modo que, se perfila más megaminería contaminante, más agroquímicos y degradación de la vida de las y los trabajadores si no hay organización frente a la avanzada del capital nacional y transnacional imperialista.

Al nuevo derrame perpetrado por la Barrick Gold, se suma la demora en la aplicación de la Ley 26.639: Régimen de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial. Dicha ley estipula la preservación de reservas estratégicas de recursos hídricos, no obstante, los emplazamientos de Veladero y el proyecto Pascua Lama se sitúan en ambientes periglaciares en clara violación a la normativa. Cuando se sancionó la misma, Barrick presentó una cautelar que demoró la reglamentación de la ley. Logrado este paso se procedió al relevamiento de ambientes glaciares y periglaciares del territorio argentino. En palabras del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable Sergio Bergman, el inventario correspondiente a la provincia de San Juan está finalizado, aunque, actualmente se encuentra en "revisión técnica".

En definitiva, la posibilidad de sostener la acumulación de capital a partir de la megaminería contaminante se basa en el deterioro del ambiente y la salud de la población. No eleva bajo ningún punto de vista la calidad de vida de la población ni soluciona algún problema. La proclama de una minería responsable, regulada y controlada es una ilusión, ya que, las ganancias se producen desposeyendo a la clase trabajadora e hipotecando los bienes comunes, no hay otra forma. Sabemos las dificultades que implica el desplazamiento de las operaciones de Barrick Gold en Veladero. Este yacimiento representa el 75% de la producción metalífera de la Provincia de San Juan, el porcentaje restante se distribuye entre los yacimientos Casposo y Gualcamayo. A su vez, de los productos exportables provinciales los minerales constituyen el 73,5%.

Sin embargo, gracias a la conciencia de las consecuencias producidas por la megaminería a cielo abierto y la organización, pudo frenarse el proyecto binacional Pascua Lama y tanto los gobiernos locales, provinciales y nacional saben que cada iniciativa encontrará a la población con un cúmulo de experiencias de resistencia contra emprendimientos y proyectos que deterioren las condiciones de vida del pueblo. Por otro lado, es importante tener en cuenta que la retracción desde 2011 del mercado de los commodities desestimula acciones de exploración y prospección por parte de las empresas. Es claro que, si el mercado proporciona indicios de mejoría los capitales que dominan el sector, reabrirán proyectos e intensificarán el lobby pro minero.

En este sentido, tenemos que consolidar lo logrado y estar en mejores condiciones para enfrentar el ajuste descargado sobre las y los trabajadores y sectores populares, a partir de la unidad de la organización y resistencia con independencia política de clase contra Macri y todas las variantes patronales, como lo vienen haciendo las asambleas en los distintos pueblos mineros de la Cordillera.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo