Nuevo sitio Supervisar el "trabajo sucio" 20 Setiembre 2016

¡Fuera el FMI de la Argentina!

Después de 10 años, el Fondo Monetario Internacional (FMI) vuelve al país a monitorear la evolución de la economía argentina. Un capítulo más del alineamiento proimperialista del gobierno de Cambiemos, esta vez abriendo las puertas a uno de los mayores responsables de las políticas de ajuste y miseria contra los pueblos del mundo.

Supervisar el "trabajo sucio" | ¡Fuera el FMI de la Argentina!

Luego de 10 años, el Fondo Monetario Internacional (FMI) realiza una misión en nuestro país con el objetivo de "supervisar la situación económica en cumplimiento con el Artículo IV de su Carta Constitutiva". El macrismo abre las puertas a uno los principales responsables mundiales de las políticas de miseria y muerte para el pueblo, para hacer inteligencia común en la implementación del ajuste.
El encargado de esta misión es el italiano Roberto Cardarelli, quien se quedará con su equipo hasta el 30 de septiembre. Por primera vez en 10 años, el FMI retomará las auditorias de las cuentas públicas en nuestro país a pedido del mismísimo Mauricio Macri. "Estamos reconstruyendo la relación con Argentina", declaró el encargado de llevar a delante lo pactado en el Artículo IV.
La comitiva del FMI tiene entre sus tareas reunirse con los responsables del ajuste en nuestro país. En su agenda aparecen los nombres del presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, el ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay y el jefe de Gabinete Marcos Peña, entre otros funcionarios de Cambiemos, además de la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA). Incluso se esperan reuniones con referentes sindicales. Esta "visita" junto con el Foro de Inversiones que tuvo lugar en la semana previa son las claras referencias de la entrega que el macrismo viene preparando. Durante los ultimos días, se viene reclamando un mayor recorte del presupuesto, o sea, recorte de gastos y subsidios que afectan directamente al pueblo trabajador. La receta es conocida: ajuste, desocupación y flexibilización laboral. Es esto lo que le reclaman los empresarios para que lleguen las tan ansiadas inversiones.
Advertimos, asimismo, que mientras el kirchnerismo posa de antiimperialista contra el FMI, durante su gobierno se pagó en forma permanente la deuda externa. El asunto no es menor: el drenaje de los recursos nacionales en el pago a los acreedores internacional es un bloqueo para cualquier intento de desarrollo del país.
Repudiamos la llegada del FMI y de su delegación, una expresión más de la subordinación al imperialismo del gobierno de Macri y su CEOcracia en llevar adelante las "nuevas viejas" recetas del organismo internacional que buscan catapultar las ganancias de los empresarios y que solo dejarán más desempleo, pobreza y hambre para nuestro pueblo trabajador. Solo la resistencia y organización popular puede frenar la rueda del capital y poner en pie una alternativa política frente al ajuste.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo