Nuevo sitio Foro empresario 13 Setiembre 2016

Argentina en Venta

Como en una feria de liquidación, el gobierno ha puesto a nuestro país en una vidriera internacional para que los capitalistas del mundo elijan qué comprar, qué recursos tomar, dónde hacer buenos negocios. Hasta en el mítico Madisson Square Garden en Nueva York, se colocó un cartel promocionando el evento.

Foro empresario  | Argentina en Venta

Esta mañana el presidente Macri inauguró formalmente el Foro de Negocios e Inversiones de la Argentina en el Centro Cultural Kirchner, encuentro al que asistirán 1600 CEOs globales, regionales y locales que se encontrarán con ministros del Gobierno nacional y funcionarios provinciales quienes intentarán convencerlos de que vuelquen la deseada "lluvia de inversiones" en sus territorios. Con su típico estilo superficial y lavado, Macri intentó "enamorar" a los capitalistas del mundo con promesas de "reglas claras y sensatez".


"Hay lugar para todos"

Según los organizadores están representados en el Foro todos los sectores estratégicos: agro, petróleo y gas, energía, infraestructura, transporte, propiedades, telecomunicaciones, bienes industriales, sector manufacturero, y servicios financieros y profesionales. Hay representantes de unos 67 países y 970 empresas, de las cuales un 75% son internacionales y un 25% argentinas.

El "mini Davos" -se esperanzan en el Gobierno- "será el evento más importante en la historia de la Argentina y promete ser una marca indeleble en América latina". Del encuentro participarán Tim Draper (fundador de Draper Associates), Fahad Al-Gergawi (CEO de la Dubai Investment Development Agency), Jane Fraser (CEO para América latina del Citigroup), Michel Hourcard (vicepresidente Senior para las Américas, Exploración & Producción de la petrolera Total) y Patrick Zhong, director gerente de Estrategias e Inversión Global del Fosun Group), entre muchos otros extranjeros y argentinos. Incluso habrá funcionarios de otros países como el viceministro de Relaciones Exteriores de Inglaterra. "Estamos sumamente entusiasmados, es una convocatoria increíble", afirmó Procaccini.

De acuerdo con los datos oficiales que se muestran en los videos de promoción hechos al mejor estilo Hollywood, la Argentina presenta en la actualidad oportunidades en todos los sectores de la economía. Existen oportunidades de inversión por más de US$ 175.000 millones, distribuidos en varias actividades: energía y minería (US$ 76.000 millones), infraestructura (US$ 75.000 millones), agroindustria (US$ 15.000 millones), bienes industriales (US$ 5000 millones), servicios y tecnologías (US$ 7000 millones), entre otros. "En estos próximos días tendrán oportunidad de dar un vistazo a lo mucho que tiene este país para ofrecer. Hay oportunidades en todas las provincias y regiones, y hay un gobierno comprometido con el desarrollo. Tenemos un plan de infraestructura y un plan productivo. Hay lugar para todos: emprendedores, empresas grandes y chicas, locales y extranjeras, en servicios, industrias y el campo" ofreció el presidente.

Pero más allá de los discursos y ofrendas, de las alabanzas de los funcionarios del imperio norteamericano, de los buenos augurios del presidente, los lacayos locales y su lobby internacional… nada garantiza que efectivamente lleguen las "deseadas" inversiones que más bien constituyen un riego por goteo (para continuar con las metáforas de la tan querida oligarquía agroexportadora local).

Y es que en términos de la evolución de la economía capitalista mundial, nada hace prever que las perspectivas mejoren drásticamente. Según el informe del FMI de abril de 2016 (Informe WEO) las perspectivas de crecimiento mundial se ven ensombrecidas y se ajustaron a la baja. La recuperación económica sigue siendo lenta y frágil, en parte causada por el legado no resuelto de la crisis de 2008-9 y por un bajo crecimiento de la productividad. Los riesgos financieros son relevantes, así como las tensiones y los conflictos geopolíticos que podrían afectar los niveles de recuperación.

En Estados Unidos, se prevé que el crecimiento se mantenga sin variaciones en un 2,4%, y registre un repunte moderado en 2017. En la zona del euro, los bajos niveles de inversión, los altos niveles de desempleo y el deterioro de los balances perjudican el crecimiento, que se mantendrá moderado. El resultado del plebiscito británico para salir de la Unión Europea -el BREXIT- le agregó "incertidumbre" a la economía mundial, dice el FMI. En los países "emergentes", -que durante un buen tiempo, luego de estallada la crisis mundial capitalista en 2007-8, fueron receptores de los flujos internacionales de capital y por lo tanto aparecían "por afuera de la crisis"- los nuevos datos derivados de la caída de los precios de las commodities, entre otras cuestiones, morigeran el crecimiento y en algunos casos se procesa la recesión. Respecto de América Latina se asume una leve mejoría, con una opinión satisfactoria sobre el restablecimiento de una lógica pro mercado y liberalización. En 2015 el PBI de América Latina cayó por primera vez luego de muchos años de fuerte crecimiento. Para este año el FMI pronostica una nueva caída de la actividad económica de 0,5%., dado que los países del Sur son más dependientes de China (para quien no se espera una reactivación) y sufren más de lleno el impacto de la caída de los precios de los commodities, del petróleo pero también de la caída de otros precios internacionales como alimentos y metales. La recesión en Brasil se profundizaría cayendo su PBI entre un 3,3% y un 4% este año, con el consiguiente impacto en los países que como Argentina, tienen una fuerte dependencia del mercado carioca.


Las nuevas viejas recetas y la necesidad de la resistencia popular

En este escenario, los capitalistas buscan formas de recomponer sus ganancias y los gobiernos por ende implementan medidas en pos de lograrlo. El FMI recomienda la aplicación de tres medidas fundamentales para apuntalar y promover el crecimiento (el incremento y la recomposición de ganancias para el capital obviamente). Estas son: las reformas estructurales: "las reformas del mercado laboral y el mercado de productos en las economías avanzadas pueden brindar un impulso significativo a las perspectivas de crecimiento en el mediano y largo plazo"; es decir reformas laborales estructurales en desmedro de los trabajadores y en pos de una mayor explotación que derive en una recomposición de la ganancia; el respaldo fiscal, con una combinación de ingresos y gastos que propicie el crecimiento, y el estímulo fiscal en los casos en que sea necesario: léase quita de impuestos a los empresarios capitalistas y políticas de créditos y endeudamiento externo que vehiculicen el flujo del ansiado dinero. ¡Pero a no desesperar trabajadores del mundo! El informe plantea que "En los casos en que sea posible, las medidas de reducción de las prestaciones por desempleo y la flexibilización de la protección del empleo deben ir acompañadas de otras políticas que contrarresten los perjuicios a corto plazo para los grupos vulnerables". En tercer lugar el FMI recomienda medidas de política monetaria; concretamente devaluar por ej., siendo "fundamental seguir fortaleciendo al sector financiero para crear un contexto en el que las políticas monetarias, fiscales y estructurales puedan surtir su máximo efecto".

El gobierno PRO – CEO de Macri no ha hecho más que seguir estas recomendaciones a pie juntillas, de allí su insistencia sobre el cambio y las "nuevas reglas claras y estables"… y sin embargo, ¡las inversiones no llegan!

Porque lo que se evidencian son los desequilibrios estructurales del capitalismo dependiente argentino. Como analizaron los Economistas de Izquierda -EDI- (¡en un foro con menos repercusión mediática, claro!), lo que vemos es el típico ciclo de devaluación, recesión y ajuste luego del período de expansión previo logrado gracias a los altos precios de las commodities de la década anterior. En este sentido, sostienen los miembros del EDI la necesidad de ser cautos en relación a cuán fuerte puede ser la recuperación económica en 2017, porque se desbordaron negativamente todas las variables superando todas las previsiones del gobierno, lo que genera una probable debilidad del rebote de crecimiento esperado, atendiendo también al impacto que tendrá en nuestro país la situación de crisis en Brasil.

Por otro lado, aún cuando estas anheladas inversiones llegaran, como lo demuestra la experiencia actual de Grecia entre muchos otros países, el desembarco de capitales no implica una mejora en las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo. Al contrario, el "desarrollo" no es un desarrollo "a secas", es desarrollo capitalista, en la práctica una rapiña y saqueo que se realiza sobre la base de una mayor explotación de los trabajadores, de un recorte en sus derechos y empobrecimiento de las condiciones de vida generales, además de una clara depredación de los recursos naturales más importantes de nuestra América en pos de los negocios de unos pocos.

El actual gobierno argentino, un gobierno capitalista sin mediaciones, una CEOcracia en la que el Estado es gobernado directamente por quienes manejan las empresas que realizan una brutal transferencia de ingresos de las mayorías a las clases dominantes, no estará libre de conflictos.

Por una parte, porque el privilegio al capital financiero y el agronegocio es fuente potencial de conflictos con sectores locales de la burguesía industrial. La política de apertura a las importaciones y a una mayor relación con el imperialismo norteamericano, la participación en la Alianza para el Pacífico en detrimento del mercado interno también constituyen una potencial fuente de conflictos en tanto implica pulverizar a la burguesía industrial local.

Pero además, y fundamentalmente, porque las políticas de ajuste ya están dando lugar a muestras de resistencia popular que se perfilan en crecimiento. Por eso lo más importante será ampliar la capacidad que tengamos como pueblo de desarrollar una resistencia cada vez más fuerte y unificada que permita evitar el avance del gobierno y empezar a construir una verdadera alternativa emancipatoria para los trabajadores.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria -  Hombre Nuevo
Autor

Izquierda Revolucionaria - Hombre Nuevo