Nuevo sitio De cara a las elecciones en los centros de estudiantes 7 Setiembre 2016

Las tareas del movimiento estudiantil

Como cada vez que llegamos a la segunda mitad del año, en la mayoría de las universidades se realizan las elecciones a centro de estudiantes. Este año, por primera vez, el movimiento estudiantil deberá votar la dirección de sus organizaciones gremiales bajo el gobierno de Cambiemos en un contexto de avance de la Franja Morada y el kirchnerismo.

Edición N° 17

A Vencer (septiembre-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

De cara a las elecciones en los centros de estudiantes | Las tareas del movimiento estudiantil

Tras diez meses de ajuste, persecución y de una agenda política y mediática de recomposición neoliberal, las organizaciones populares y de izquierda que intervenimos en el movimiento estudiantil tenemos la obligación de construir una alternativa electoral de izquierda que sea un canal de lucha para enfrentar la avanzada reaccionaria.

Cambios de escenarios: de la derrota en la FULP al "Frente Ciudadano" en la UBA

En el mes de agosto se realizó el congreso ordinario de renovación de autoridades de la Federación Universitaria de La Plata (FULP) con el triunfo de la conducción por parte del kirchnerismo. Tras diez años bajo la dirección de la COPA-Patria Grande (PG) en un frente con otras organizaciones de izquierda, se perdió una de las Federaciones más movilizadas. ¿Era inevitable ese desenlace? Entendemos que no y, por el contrario, expresa el efecto negativo que produce sobre el movimiento estudiantil la creciente integración de PG al kirchnerismo.

El intento de PG de ingresar al frente de organizaciones K operó para desgranar un bloque de izquierda cuyos votos hubieran permitido retener la federación. La orientación de la Mella-PG, sin embargo, no es circunstancial: forma parte de una estrategia para la etapa de recrear "el Frente Ciudadano" en las Universidades, secundarios y terciarios, lo que reconfigura gran parte del mapa político del movimiento estudiantil de la última media década y plantea un debate urgente para las organizaciones de izquierda.

Qué unidad para qué movimiento estudiantil

Desde Izquierda Revolucionaria en Juventud Insurgente creemos que efectivamente es la unidad y qué tipo de unidad lo que se pone en debate para poner encarar las tareas planteadas. Descontamos que en las movilizaciones, los conflictos, inclusive, en las asambleas estudiantiles podamos encontrarnos con el kirchnerismo en pos de enfrentar un objetivo mayor como el ajuste macrista, pero ¿cómo viene interviniendo este actor en el movimiento estudiantil?¿Realmente hay condiciones de desarrollar un frente político-electoral con estos agrupamientos como plantea PG?

Recordemos lo que el kirchnerismo en el gobierno significó para la educación dejando tras de sí enormes deudas, muchas de las cuales hoy son aprovechadas por el macrismo para avanzar sobre la educación pública. Pero, dejando de lado eso, en los últimos conflictos, la Cámpora y demás fuerzas K, actuaron de forma muy regresiva. Sólo por dar un ejemplo, fue el kirchnerismo quién dividió la lucha por el boleto educativo bonaerense: desde romper una movilización en La Plata para encabezar con banderas propias, por delante de la Federación que hoy conducen, hasta poner a Carlos Tomada, cómplice de los asesinos de Mariano Fereyra, como cara de la multisectorial por el boleto en Capital Federal. Finalmente, las agrupaciones K integran o dirigen varias facultades, en donde se adaptaron a la miseria presupuestaria del rectorado.

Al mismo tiempo, no desconocemos también que tenemos importantes debates con las fuerzas estudiantiles del FIT, en particular con el Partido Obrero que conduce la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA). La misma se encuentra en una situación límite sin poder realizar sus elecciones de autoridades desde hace tres años y con un fuerte avance de la Franja Morada en las grandes facultades que objetivamente coloca el riesgo de la pérdida de la federación a manos de la derecha. En la retracción de la izquierda en la UBA tiene mucho de responsabilidad del PO por dos motivos: por un lado, por la prioridad que esta fuerza le otorga a las disputas internas dentro de las fuerzas de izquierda y contra el kirchnerismo y, por otro lado, por la concepción de la herramienta gremial como una extensión o apéndice de su partido. Así, la FUBA prácticamente no tuvo protagonismo alguno en las grandes movilizaciones populares contra el macrismo.

Hay factores coyunturales en términos de la situación política que pueden explicar por qué la izquierda perdió centros de estudiantes, pero también entendemos que existen serios problemas políticos para abordar dentro de nuestros espacios. Con las particularidades de cada lugar, finalmente, se trata de ver bajo qué acuerdos y con qué objetivos se funda la unidad que necesita el movimiento estudiantil en estas elecciones en las universidades, terciarios y secundarios.

En este sentido, desde IR planteamos que la unidad tiene que ser lo más amplia posible dentro de la izquierda para enfrentar el avance de la derecha y que, al mismo tiempo, sea un canal de movilización y lucha de los estudiantes que rompa con la parálisis actual de las organizaciones gremiales. Apostamos a construir direcciones cuyo centro sea conquistar la participación y masividad necesaria para derrotar el ajuste del gobierno y de las autoridades. Estas tareas no serán posibles con el kirchnerismo en la dirección de los centros y federaciones, pero tampoco con lógicas sectarias que sigan ampliando el abismo que existe entre las conducciones y las bases.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria