Nuevo sitio Derechos Humanos 7 Setiembre 2016

El fallo de La Perla: una conquista popular

Más de 15 mil personas coparon las inmediaciones de Tribunales federales el jueves 25 de agosto para escuchar la lectura de la sentencia del juicio sobre la llamada “Mega causa La Perla - Campo La Ribera”. Las condenas a perpetua para los militares represores son una enorme victoria de la lucha popular.

Edición N° 17

A Vencer (septiembre-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Derechos Humanos | El fallo de La Perla: una conquista popular

El proceso judicial más grande de la historia de Córdoba finalizó con 28 sentencias a cadena perpetua. Por un lado Luciano Benjamín Menéndez recibió su sentencia número 14 siendo 12 de ellas de este carácter. También recibieron la misma pena Héctor Pedro Vergez y Ernesto "Nabo" Barreiro, este último por primera vez condenado. La lista se extiende a otros 25 represores que se pudrirán en la cárcel.

El Terrorismo de Estado en Córdoba nació en el gobierno de Perón y María Estela Martínez de Perón. El Navarrazo de febrero de 1974, donde un jefe policial echó de la Casa de gobierno al gobernador Obregón Cano y a su Vice, Atilio López, fue una de las fechas de su inicio. El interventor Lacabanne utilizó las fuerzas policiales para poner bombas en sindicatos combativos y en locales partidarios de izquierda; en secuestrar torturar y asesinar miembros de Comisiones Internas, Cuerpos de delegados y Consejos Directivos de los gremios que habían organizado el Cordobazo y el Vivorazo. A partir del 21 de Marzo de 1975 y ya con las Fuerzas Armadas que actuaban como Comando Libertadores de América empezaron las desapariciones. Las primeras en Córdoba fueron dos compañeras que militaban en el PRT: María de las Mercedes Gómez de Orzaocoa y Graciela Maorenzik. Querían aniquilar la lucha del movimiento obrero y de la izquierda.

El Juicio de La Perla, iniciado en diciembre de 2013, nos hizo revivir toda esa noche de muerte que fue el Terrorismo de Estado. Este juicio se logró por la decisión inquebrantable de nuestro pueblo de romper con la impunidad y de la decisión militante de los organismos de Derechos Humanos y de la izquierda. Y también por los aportes de 581 testigos declarantes que revivieron el horror.

Nuestro compañero Carlos Vasco Orzaocoa fue uno de ellos y al respecto nos decía en una entrevista reciente: "aquí quiero puntualizar, el Estado absolutamente en nada contribuyó a dar prueba; no tuvimos archivos, no tuvimos ninguna clase de constataciones estatales, al día de hoy sobre mi compañera que fue llevada a la D2, a la central de policía, el 21 de marzo de 1975, no hemos podido lograr aún la lista de personal que actuaba en la central de policía, ni en la d2 el 21 de marzo, ni el 22, ni el 23, ni el 24 de marzo, han sido testigos y sobrevivientes los que nos han dado la certeza de que Mercedes y Norma estuvieron allí".

En amplios sectores del pueblo cordobés esta sentencia y condena a represores fue tomada con júbilo entendiendo que la justicia llegó. Nosotros entendemos que es un paso más en esta larga pelea que iniciaron hace tiempo los organismos de DDHH y la izquierda y nos sumamos a este sentir, pero la gran cantidad de acusados y condenas de la mega causa demuestran la magnitud de la represión en Córdoba. En ella, junto con las fuerzas represivas, fueron cómplices necesarios sectores civiles, políticos, eclesiásticos, empresariales. La lucha debe continuar hasta lograr el juicio y castigo a todos los responsables, es nuestra tarea continuar luchando y organizándonos para lograrlo, para demostrar a todo el pueblo de lo que son capaces estos sectores para mantener sus privilegios.

Porque no olvidamos, no perdonamos y no nos reconciliamos, hoy más que nunca 30.000 compañeras y compañeros desaparecidxs presentes, AHORA Y SIEMPRE.


Foto: Gentileza Notas.org.ar

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria