Nuevo sitio Mar del Plata 7 Setiembre 2016

Un laboratorio de la represión a la protesta

El repudio que se expresó contra el presidente Macri y la gobernadora Vidal en su visita a Mar del Plata fue la excusa para una operación mediático-judicial con ribetes novedosos contra las organizaciones populares. Una rápida reacción unitaria en defensa de los compañeros perseguidos permitió exponer la jugada del gobierno.

Edición N° 17

A Vencer (septiembre-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Mar del Plata | Un laboratorio de la represión a la protesta

El 12 de agosto, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal visitaron un barrio obrero de la ciudad de Mar del Plata. El grito "Macri, basura, vos sos la dictadura", con que muchos vecinos y vecinas repudiaron el ninguneo presidencial del terrorismo de Estado y su confeso desinterés por los Desaparecidos, obligó a acortar el acto. Casi al mismo tiempo, a seis cuadras de distancia, una columna de organizaciones sociales que intentó acercarse al barrio Belisario Roldán para protestar contra las políticas de ajuste fue reprimida por la policía bonaerense.

El gobierno, con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich a la cabeza, intentó desviar la atención y denunció un "atentado" contra la comitiva presidencial, con una "lluvia de piedras" que ningún periodista registró. La orden de la ministra al poder judicial fue tajante: "hagan algo o lo haremos nosotros".

El guante fue recogido por el juez federal en lo civil de Mar del Plata, Alfredo López, que casualmente reemplazaba a su colega penal, ausente con aviso. En cuestión de horas, el magistrado difundió en cuanto micrófono tuvo a mano que los "responsables del ataque al presidente" eran la agrupación Votamos Luchar y su referente, Ricardo "Chacho" Berrozpe.

Rápidamente, muchas organizaciones respondimos ese ataque. De conjunto convocamos a una movilización para expresar el repudio a la maniobra del gobierno nacional y su justicia federal, mientras nosotros y el compañero Eduardo "Negro" Soares, de la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas, nos dispusimos a asumir la defensa técnica.

El lunes 22 una triple fila de uniformados nos impidió el paso por orden del juez que decidió no permitirnos presentar el escrito de designación. Siempre con el apoyo de la movilización, horas después, logramos hacer el trámite en otra dependencia judicial donde nos notificaron que no podíamos aceptar el cargo de defensores porque "el Sr. Berrozpe no reviste carácter de parte en la causa".

Mientras interponíamos un habeas corpus preventivo para garantizar el derecho de los compañeros a defenderse, nuevamente Patricia Bullrich dio instrucciones al juez por las redes sociales y su par provincial, Cristian Ritondo, viajó a visitarlo. Obediente, López retomó la campaña en los medios, convocó a una marcha frente a su juzgado "en respaldo de la justicia y la investidura presidencial" y denunció penalmente a los que nos movilizamos. "La mera publicación de la convocatoria a esa marcha me hace sentir intimidado y produce turbación en mi ánimo", escribió el juez.

Horas antes habíamos definido al juez Alfredo López como "vocero de la ministra Bullrich y ejecutor de la política represiva del presidente Macri". Sus acciones posteriores lo confirman, así como la movilización unitaria logró, junto con las herramientas técnicas que desplegamos, que ya estemos habilitados a intervenir en la causa y que se diera curso al habeas corpus y se requiera al gobierno que informe si hay tareas de inteligencia sobre las organizaciones marplatenses.

El episodio, que no casualmente sucede en una de las ciudades dónde más arrecian los efectos de sus políticas antipopulares y ajustadoras, muestra cómo Cambiemos ataca a las organizaciones populares y nos impone apostar a la más amplia unidad de acción para defendernos.

Comentarios

María del Carmen Verdú
Autor

María del Carmen Verdú

Abogada, referente nacional de la lucha antirrepresiva.

Ismael Jalil
Autor

Ismael Jalil

Abogado, referente nacional de la lucha antirrepresiva.