Nuevo sitio En todo el país 26 Agosto 2016

Balance del paro nacional docente

El miércoles 24 se realizó un paro nacional, convocado por distintas organizaciones gremiales, nucleadas en CTERA, con un altísimo acatamiento por parte de los trabajadores y trabajadoras de la educación de nuestro país.

En todo el país | Balance del paro nacional docente

Con el objetivo principal de la reapertura de paritarias, las/os trabajadoras/es de la educación pararon masivamente, exigiendo al gobierno nacional de Cambiemos reabrir la discusión salarial frente a una inflación del 47% y un tarifazo que golpea brutalmente el bolsillo del pueblo trabajador.

El Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, se encargó de atacar a los/as trabajadores/as. Declaró que el paro "tenía motivaciones políticas" y que "no hay motivos para el paro" frente a los distintos medios de comunicación, con el claro objetivo de enfrentar a la docencia con el conjunto de la comunidad educativa. Como es costumbre en la cartera educativa, tanto el gobierno kirchnerista como actualmente el gobierno de Mauricio Macri se dedican a descargar "las culpas" de los males educativos sobre las y los trabajadores, buscando responsabilizarlos del vaciamiento de la escuela pública que ellos mismos generan con sus políticas educativas.

Por su parte, luego de haber garantizado 8 meses de tregua y el normal inicio de clases en marzo, la conducción celeste de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) junto a las otras entidades nacionales se vio obligada por la bronca y el descontento que se viene dando por abajo de convocar a esta medida de fuerza. Lamentablemente, la CTERA se contentó en llamar a parar sin ningún tipo de actividad ni movilización, en vez de transformar esta jornada en un canal de organización y unidad de la docencia.

En CABA y provincia de Buenos Aires, paro y movilización

En la ciudad de Buenos Aires, desde Ademys se le planteó a la conducción de UTE la necesidad de confluir en el marco del paro. A pesar de los esfuerzos realizados para lograr la unidad de acción en la calle, la UTE se negó a dicha propuesta. De esta manera, quedaron dos convocatorias diferentes. Por un lado, desde Ademys se logró una nutrida movilización desde el Cabildo al Ministerio de Educación, donde se realizó un acto con micrófono abierto en el que numerosos docentes pudieron expresar los reclamos y plantear la necesidad de dar continuidad al plan de lucha. Se hizo sobre todo énfasis en la asamblea del viernes 26 para decidir cómo se participará de la jornada del 2 de Septiembre convocada por CTERA.

La UTE por su parte, con una línea claramente divisionista, convocó a una concentración en el mismo lugar pero más temprano y haciéndola lo más breve posible, logrando así evitar cualquier posibilidad de confluencia. Dicho acto contó con poca concurrencia, haciéndose muy visible el pacto que la burocracia celeste aún sostiene con el macrismo en la Ciudad.

En provincia de Buenos de Aires el paro se expresó una vez más con fuerza y el FGDB fiel a atar a la base a su unidad por arriba llamaron a parar pero otra vez expresando tibieza. Teniendo en cuenta que asistimos a una nueva jornada de lucha pero esta vez en el marco del primer PARO NACIONAL al ajustador serial y representante de la oligarquía nacional Mauricio Macri, la convocatoria no pasó de acciones descentralizadas en los distritos donde sólo participan los mismos que conducen el sindicato y que además pelean con más fuerza la vuelta de Cristina que nuestra recomposición salarial.

Estamos convencidos que se pueden construir mejores condiciones para visualizar nuestra lucha empujando a organizar esa bronca presente en las escuelas que no toca sólo lo salarial sino que se expresa en los miserables $12 que Vidal destina por alumno/a que asiste a los comedores de las escuelas o las miles de escuelas en la provincia que esperan respuestas en infraestructura. Es por eso que frente a la política moderada de la conducción Celeste que da tregua para que avancen sobre nuestros derechos, hay que acordar planes de denuncia desde la oposición organizada en la Multicolor y en los plenarios de seccionales opositoras como instancias democráticas entre las corrientes y el activismo. Ayer se hicieron presentes junto a Ademys en la movilización a Palacio Pizurno rompiendo la quietud de la burocracia. Y en un nuevo plenario se votó 48hs de paro para el 1 y 2 de septiembre.

Al cierre de esta nota el SUTEBA decidió ponerle fecha al paro para este próximo en el marco de la Marcha Federal convocada por CTA. Se olvidaron parece que el mandato de las asambleas del Suteba a nivel provincial fue 48 horas de paro sin fecha a acordar con el FGDB. Maniobras más que conocidas por el conjunto de la docencia que sólo podremos tirar abajo con la organización en cada escuela y coordinaciones pegadas a la base para frenar el avance en Educación.

En Mendoza, bajo acatamiento y desorientación Celeste

En Mendoza, en cambio, el acatamiento fue bajo. Los plenarios del SUTE, previos a las vacaciones de invierno, no habían podido sacar un paro para después del regreso, por la negativa o pasividad de amplios sectores de la base. Esto tiene varias causas, pero podemos sintetizar en que la docencia procesa por abajo una crisis importante respecto a la relación con el sindicato debido a la deslegitimación de la Celeste y el revés que implicó el aumento miserable y la imposición del ítem aula. Frente a este paro, la Celeste no convocó claramente y puso el horario de movilización a la tarde, fuera del horario de clases, indicando su propio escepticismo.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria