Nuevo sitio Nueva publicación de Ediciones A Vencer 5 Agosto 2016

El Che y la Revolución Cubana

Nuestro compañero Carlos "Vasco" Orzaocoa, militante del PRT - ERP en los 70 presenta "El Che y la Revolución cuba", publicación impulsada por Ediciones A vencer, en donde relata la experiencia de Ernesto Guevara como protagonista del triunfo de la primera revolución socialista en América Latina.

Edición N° 16

A Vencer (agosto-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Nueva publicación de Ediciones A Vencer | El Che y la Revolución Cubana

Resuenan las palabras del Che en su intervención en la Asamblea General de la ONU.

"Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más -decía en aquel diciembre del '64-, y en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie".

El revolucionario argentino, de completo y probado compromiso internacionalista, nos recordaba que él era, ante todo, un hijo de la Patria Grande que seguía el hilo de la revolución latinoamericana, parte destacada de un pueblo americano que desde lo más profundo viene forjando su revolución, antiimperialista y socialista.

En este libro, Carlos Orzaocoa nos lleva a recorrer ese camino junto al Che.

En el relato del Vasco, las cartas y vivencias del Che muestran su arraigo sobre una historia de lucha y un proyecto emancipatorio latinoamericano.

Las influencias libertarias de los revolucionarios de la independencia se funden, con José Martí, en una lucha antiimperialista, cuyo ascendente está presente en las generaciones del naciente siglo XX. Los ecos de la reforma del 18 y de esa camada de jóvenes latinoamericanos insurrectos, llegan pronto a la vida del Che en sus lecturas cordobesas.

Su búsqueda incontenible por conocer lo más profundo de América Latina, lo ponen enseguida en contacto con el pensamiento socialista nuestroamericano. Ahí están José Carlos Mariátegui y Julio Antonio Mella tejiendo el hilo rojo de la lucha latinoamericana contra el imperialismo y el capitalismo.

Su experiencia lo hace conocer de primera mano las características de la sociedad y la lucha en nuestro continente. La podredumbre de los dueños del poder, terratenientes, mineros, empresarios embelesados con EEUU y Europa, que tienen bajo su yugo a las masas populares. La impotencia de las iniciativas nacionalistas e incluso progresistas, que no asumen una lucha hasta el final por los intereses populares.

Así, el Che vive trágicamente la derrota de Arbenz en Guatemala, intentando combatir junto a un pueblo desarmado que no encuentra medios ni referentes para oponerse al golpismo proyanqui; y siente de igual modo la retirada silenciosa de Perón ante el golpe del 55.

Pero conoce también otras experiencias donde el protagonismo popular permite torcer la balanza en el sentido inverso. Vive la fuerza de la clase obrera boliviana que logra definir con éxito la lucha contra las elites mineras de la "rosca", en la triunfante revolución de 1952. Y se acerca, en ese camino, a la lucha revolucionaria cubana, de la que será protagonista, junto a Fidel y Raúl Castro, Camilo Cienfuegos y tantos otros.

De esta forma el Che, hijo y conocedor profundo de América Latina, asume un rol central en la Revolución Cubana, que por primera vez dio lugar a la construcción del socialismo en nuestro continente.

Marxista hasta los tuétanos, admirador indisimulable de Lenin, Ernesto Che Guevara se sumerge en la Revolución Cubana y camina los senderos del socialismo en América Latina. Lejos de fórmulas abstractas y extrapolaciones inconducentes, la revolución en Cuba asume las dificultades concretas de la lucha por el socialismo nuestroamericano.

Allí se destacan el esfuerzo frentista de sus principales organizaciones revolucionarias, como el 26 de Julio y el Directorio Revolucionario; la confluencia de trabajadores, campesinos y demás sectores explotados del continente; la integración de las tradiciones de lucha latinoamericanas con la perspectiva socialista; y el desarrollo de un proceso ininterrumpido que fue asentándose cada vez en la correlación de fuerzas existente, sin perder nunca la perspectiva de la completa emancipación.

Se trata del camino de América Latina hacia el triunfo de su primera revolución socialista. Un camino del que el Che es protagonista en primera persona, no sólo por haber nacido en nuestro continente, sino por haber incorporado, comprendido y asumido como nadie, la propuesta de la revolución latinoamericana, antiimperialista y socialista.

Se trata de una historia abierta, de una revolución en la que hay mucho por caminar, y para la cual será necesario, sin dudas, tomar como guía la estrella del Che.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria