Nuevo sitio Comunicado 16 Julio 2016

Repudiamos el intento de golpe de Estado en Turquía

Las masas turcas y kurdas deben continuar su movilización callejera para derribar al fascista Erdogan y construir una democracia plural.

Comunicado | Repudiamos el intento de golpe de Estado en Turquía

En el día de ayer se conocían noticias confusas sobre lo que terminaría siendo un fallido golpe de estado en Turquía. El intento golpista se extendió por las principales ciudades con epicentros en Ankara y Estambu y fue protagonizado por parte de una fracción del Ejército turco (particularmente de la Fuerza Aérea) contra el gobierno fascista de Erdogan. En el transcurso de las horas el gobierno turco, las FFAA leales y la policía sumada a una importante reacción popular lograban desbaratar el golpe. Como resultado de la intentona se produjeron casi 300 muertes y más de 1400 heridos.

Rápidamente el gobierno de Erdogan salió a denunciar a Fethullah Gülen como principal responsable político del intento golpista. Se trata de un predicador turco, ex aliado del presidente turco, quien ayudó al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) a reducir el rol político que poseían los militares. Terminada la alianza, Erdogan lo acusa de haber creado una "estructura paralela" dentro del Estado con el objetivo de derribarlo. De hecho Edrogan además de hacer detener a 2800 militares involucrados en el golpe ha destituido a 2700 jueces.

Fue fundamental para frenar el golpe, la táctica empleada por Erdogan de convocar al pueblo a las calles, hecho sumamente significativo y curioso para un régimen altamente represivo y conservador como el que sostiene el AKP.

Los golpistas no contaron con ningún apoyo internacional sino que, por el contrario, los principales dirigentes globales salieron a repudiar al golpe. Cada uno de ellos pensando en sus intereses particulares. Por un lado, las autoridades europeas (Alemania y Francia) firmaron recientemente un acuerdo entre la UE y Turquía, para que este último frenara el flujo de refugiados en dirección a Europa. Por su parte, EEUU, a través del secretario de Estado John Kerry, repudió el intento de golpe, sabiendo que se trata de un aliado estratégico, mientras que lo mismo hizo el ministro de exteriores ruso Serguéi Lavrov. Este último país ha reanudado recientemente sus relaciones con Turquía luego del incidente generado por el derribamiento de un avión ruso por parte de fuerzas turcas.

Disputas palaciegas e irrupción de las masas

Lo que queda claro es que se ha trata de una conspiración en las alturas del poder entre distintas fracciones reaccionarias.

El resultado hasta ahora ha sido que Erdogan logró detener un golpe en desarrollo, afianzándose políticamente, asestando un golpe político a Gülen y se erigió como defensor de los derechos democráticos. Así se puede hacerse de un inestimable capital político para una reforma constitucional que busca desde hace tiempo y que le permita avanzar en un régimen netamente presidencialista, concentrando más poder político en sus manos.

Pero también ha demostrado las potencialidades encerradas en el pueblo turco, que padece constantemente los ataques represivos del gobierno de Erdogan, especialmente desde las protestas antigubernamentales iniciadas en 2013. A la vez dicho régimen represivo, se encuentra especialmente ensañado con la población kurda, que representa el 28% del total de la población del país (20 millones) y que ocupan el 28% del territorio. No podemos olvidar que en las elecciones de junio del año pasado, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) pro kurdo había logrado ingresar al Parlamento. En ese momento, el régimen de Erdogan no aceptó el resultado y realizó nuevas elecciones que le permitieron conservar la mayoría parlamentaria con el apoyo del Ejército.

Por todo esto, el régimen de Erdogan debe ser derrocado no por las Fuerzas Armadas sino por la alianza de las izquierdas turcas y kurdas y, fundamentalmente, por la unidad de las masas trabajadoras y populares turcas y kurdas, las únicas capaces de construir una verdadera y real democracia.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria