Nuevo sitio #Notedejesajustar en Córdoba y el resto del país 12 Julio 2016

El “sinceramiento tarifario” de Macri recibió un revés a nivel nacional

El tarifazo impulsado por el gobierno nacional viene golpeando sistemáticamente los bolsillos del pueblo trabajador. La medida dispuesta por la Justicia Federal de La Plata, que ordenó "retrotraer" la situación tarifaria "a la existente previamente al dictado" de estas normas, es una resolución que sólo frena de momento el aumento en la tarifa de gas. Sin embargo, es necesario hacer crecer la organización de los sectores populares y de los trabajadores y trabajadoras por medio de legítimas luchas y acciones de visibilización para frenar el ajuste de Cambiemos. Iniciativas como la Campaña #Notedejesajustar que impulsamos juntos con otras organizaciones en distintos puntos del país se inscriben dentro de esa orientación.

#Notedejesajustar en Córdoba y el resto del país | El “sinceramiento tarifario” de Macri recibió un revés a nivel nacional

El plan oficial de Macri desde febrero estuvo vinculado a aplicar un ajuste económico que impactó, como venimos diciendo en distintas publicaciones, en los bolsillos de las y los trabajadores de todo el país. Con el llamado "sinceramiento tarifario" aplicó aumentos desmesurados que llegaron hasta un 700% en el servicio de energía eléctrica; posteriormente lo hizo con el servicio de agua, combustibles -en menor medida ya que estaba elevado en sus valores y se incrementó un 6% en los últimos meses- y finalmente en la distribución de gas, que llegó a facturaciones con incrementos de entre el 300% y el 500% para todos los usuarios argentinos.

El presidente fundamentó con el discurso de la "herencia" dejada por el kirchnerismo la aplicación de sistemáticas medidas de ajustes y planteó que las mismas permitirían desendeudar al Estado que se encontraba cubriendo con fondos del Tesoro Nacional los costos de las empresas distribuidoras de los servicios básicos. Lo que Macri y su equipo de empresarios no dicen es que en el marco de una crisis internacional del capitalismo, su propuesta nacional para las políticas públicas del país está dirigida a enriquecer a los empresarios, en detrimento de los bolsillos de las y los trabajadores, quienes siguen siendo golpeados y ajustados.

No se puede perder de vista además que los tarifazos vienen de la mano de suspensiones y despidos de miles de trabajadores y trabajadoras desde la asunción del Gobierno de Cambiemos-que gestiona en continuidad con la política kirchnerista, aunque con diferencias en su implementación- y estas medidas de la gestión se acompañan de políticas de represión, cercenamiento de los derechos y persecución de las y los trabajadores/as.

Tampoco olvidemos que todas estas medidas tomadas por el gobierno nacional son la contra partida de otras, como la eliminación del impuesto a la megaminería, la quita casi absoluta de las retenciones al agro y una devaluación de casi el 50% que, al llevar el dólar a los 15 pesos, aumenta exponencialmente las ganancias de los empresarios. Esto demuestra cómo mejoran los negocios de los grandes empresarios en detrimento del costo de vida del pueblo, nuestra salud, educación y bienes comunes.

Considerando el costo al que asciende la canasta básica familiar que en mayo llegó a $19.000 para una familia tipo; y el salario mínimo, vital y móvil que se fijó en el mismo mes en $8.060 -medida anunciada con bombos y platillos como si representara un incremento que resolviera la situación de crisis económica de los trabajadores-, se aprecia con claridad que las familias argentinas, a este ritmo, rozarán cada vez más la línea de pobreza y engordarán las filas de la indigencia.

Al paquete de medidas por un "sinceramiento tarifario", se le suma el aumento del transporte público en distintos puntos del país que repercute una vez más en la mayoría de los ciudadanos que lo utilizan asiduamente. En Córdoba, hace dos semanas se quitó el "subsidio" al boleto y sigue estando en el primer puesto del ranking con el pasaje más caro del país a un valor de $9,15. Mientras tanto, la municipalidad de Córdoba presenta una quita de impuestos sobre el gas que sólo llega a un 7%.

En esta provincia, el aumento del gas convulsionó la ciudad e impulsó a un grupo numeroso de vecinos y vecinas que presentaron más de 4.000 amparos judiciales y con perspectivas de llegar a los 10.000 en el transcurso del mes de julio. Con la consigna "Cordobazo, abajo el Tarifazo", vecinos y vecinas junto a centros vecinales de distintos barrios, organizaciones políticas y sociales, entre otros, marcharon por las calles cordobesas para repudiar la inflación, el aumento de los servicios y productos de consumo y el avance de las medidas gubernamentales que hacen del salario una ficción cotidiana. Mediante movilizaciones semanales, cortes de calles, notas en medios masivos y alternativos, visibilizaron sus reclamos. Córdoba alberga en su memoria colectiva su capacidad histórica de lucha ante la avanzada de los sectores de poder.

A estas acciones en la calle y con presentaciones legales, simultáneamente se sumaron otras provincias como Jujuy, Río Negro, Neuquén, Salta, la ciudad de La Plata y algunos municipios bonaerenses, quienes lograron como en Córdoba, frenar el tarifazo ocasionado por el aumento excesivo del gas y acelerar una resolución que dispone que Ecogas -en el caso de Córdoba- debe realizar una re-facturación a toda la provincia con valores igualados a los facturados en marzo de este año.

Desde Izquierda Revolucionaria estuvimos participando de estas acciones a su vez que integramos el colectivo de organizaciones que impulsa la campaña "No te dejes Ajustar". Esta invita a los usuarios a compartir fotografías de facturaciones de servicios y otros materiales que retratan el avance del ajuste, e incluye medidas de visibilización en la calle. Hacer esta experiencia permite compartir políticas de intervención de conjunto para denunciar no sólo el aumento de las tarifas, sino también el del costo de vida.

Este año identificamos la presencia en las calles, en Córdoba y con réplicas en todo el país para repudiar el ajuste y los despidos, de trabajadores y trabajadoras de todos los sectores, públicos y privados. A su vez la movilización por la educación pública, en contra del brutal recorte de presupuesto ha sumado a docentes y estudiantes a movilizarse. También se han manifestado sistemáticamente y por meses los sectores asociados a la salud pública sosteniendo asambleas en los hospitales, cortes de calle y movilización de los trabajadores quienes se suman junto a los docentes como uno de los sectores más castigados por las inexistentes políticas públicas del Estado.

Es por esto que la medida dispuesta por la Justicia Federal de La Plata, que ordenó "retrotraer" la situación tarifaria "a la existente previamente al dictado" de estas normas, es una resolución que sólo frena de momento el aumento en la tarifa de gas, pero que, sabemos muy bien, no modifica de fondo los intereses y las perspectivas que el actual Gobierno tiene planificadas para llevar a cabo en el país. Esto hace necesario destacar la lucha que los trabajadores organizados, independientes a los sectores burocráticos, vienen impulsando en todo el país por medio de las históricas medidas de lucha en las calles, en las fábricas y en los puestos de trabajo. La burocracia sindical de la CGT, presionada por las bases organizadas de trabajadores de distintos sectores, salieron a las calles agrupando gran parte de los sindicatos para sumarse a las manifestaciones contra los aumentos de tarifas y servicios, aunque bien sabemos que a la hora de defender las paritarias y mejoras de salarios y condiciones de trabajo, son las primeras en "acomodarse" con los sectores políticos y poderosos para "negociar" y dejar de lado las verdaderas reivindicaciones de los trabajadores.

Si bien la participación ciudadana hace uso de herramientas institucionales como los amparos y medidas cautelares, es necesario hacer crecer la organización de los sectores populares y de los trabajadores y trabajadoras por medio de legítimas luchas y acciones de visibilización como las protestas callejeras. Estas dejan en claro, una vez más, que con la lucha en las calles es posible ponerle fin al ajuste.


¡Abajo el tarifazo!

¡Derogación de los aumentos!

¡No a los cortes de los servicios!

¡Ante el ajuste y la represión, organización y lucha!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Córdoba)