Nuevo sitio Paritarias 26 Junio 2016

Trabajadores de Havanna: rebelión de las bases

En el marco de las paritarias de la rama alfajorera del STARPyH de Mar del Plata, los trabajadores y trabajadoras de la empresa Havanna profundizan su lucha, rebalsando los tibios marcos de la disputa en los que la conducción del sindicato quiere encauzarla.

Paritarias | Trabajadores de Havanna: rebelión de las bases

Un punto de llegada

A estas paritarias, los trabajadores de Havanna llegan con un proceso de acumulación de años de experiencias, de las buenas y de las malas. Años de traiciones, veladas muchas veces, y abiertas otras, que fueron ensanchando la distancia entre una conducción sindical que está cada vez más deslegitimada y una nueva generación obrera que no está dispuesta a resignar más sus derechos.

A su vez, también se llega a estas paritarias con un nuevo cuerpo de delegados, al que se le depositan muchas expectativas y al que no se le perdonaría una reedición de las prácticas del anterior, que hacía que luchaba para a mitad de camino "cerrar" por arriba sin ninguna consulta real por abajo.

Estas paritarias se dan en un contexto particular. Con una empresa que comenzó a cotizar en la bolsa de valores, en el medio del traslado de las instalaciones de la fábrica al parque industrial local, el argumento de la falta de plata se cae por su propio peso. Plata hay para inversiones, acciones y ganancias, pero no para los trabajadores.

En ese sentido, en un contexto político general que golpea duramente las condiciones de vida de la clase trabajadora, se impone más que nunca profundizar un plan de lucha que le arranque un aumento, que aunque insuficiente se acerque más a las expectativas de los obreros alfajoreros. A su vez, que sirva para demostrarle a las patronales, que esta batalla la ganamos los y las laburantes.

Hasta el momento, la conducción sindical se ha mostrado entre indiferente y tímida. Los obreros y obreras de Havanna, de hecho, le impusieron asambleas extensas en los distintos turnos y un paro virtual en el turno tarde el día miércoles 22 de junio, a pesar de las presiones patronales y de la conducción del sindicato, que salió a meter miedo y a decir que al ser un paro ilegal, el sindicato no lo avalaba y que la empresa podía despedir como represalia.

La respuesta obrera fue contundente: "Si quieren echar, que echen, pero acá nadie trabaja". Lo que obligó a esa misma conducción a recular y a decir que apoyaba la medida y a convocar a una asamblea general el sábado 25 en el sindicato.


Un punto de partida

El final de esta paritaria aún está por verse y ya llegarán los momentos de balance. Lo que ya es seguro, que los trabajadores de Havanna en estos días sacaron una importante lección: cuando hay unidad, decisión y coraje, la confluencia entre la "vieja" y la nueva generación del movimiento obrero solo puede traer como resultado el fortalecimiento del conjunto de la clase trabajadora.

¡A seguir por esta senda!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria (Mar del Plata)
Autor

Izquierda Revolucionaria (Mar del Plata)