Nuevo sitio Detención de la mano derecha de Julio De Vido 17 Junio 2016

Los “millones de López”: la corrupción estructural de la democracia de ricos

El escándalo de corrupción del ex Secretario de Obras Públicas, José López, expone el carácter sistémico de la corrupción gubernamental y significa un duro golpe para el kirchnerismo en crisis. El gobierno del PRO aprovecha la oportunidad para ocultar sus políticas antipopulares y minimizar las cuentas off shore en Panamá de sus propios funcionarios.

Detención de la mano derecha de Julio De Vido | Los “millones de López”: la corrupción estructural de la democracia de ricos

El escándalo de corrupción que protagonizó el ex Secretario de Obras Públicas, José López, dependiente del Ministerio de Planificación conducido por Julio De Vido durante 12 años, dejó al desnudo contradicciones insalvables del modelo "nacional y popular" postulado por el kirchnerismo y confirmó, una vez más, que la corrupción gubernamental es un fenómeno inherente al régimen político capitalista.

Por esta razón, en verdad el caso López no sorprende a casi nadie aún cuando es de una espectacularidad digna de una serie yanqui. Tampoco genera sorpresa que sea utilizado de manera oportunista por un gobierno que roba tanto o más que el anterior y que, más importante, en 6 meses de gestión concretó una fabulosa transferencia de riquezas desde los sectores populares hacia los grandes grupos económicos capitalistas.

En todo caso, los "millones de López" deben permitirnos superar la anécdota para reflexionar sobre las características estructurales de los gobiernos kirchneristas, para quién y cómo gobernaron. Y junto con esto, poner en debate la necesaria coherencia que debe existir entre los objetivos políticos de un proyecto que se propone como emancipatorio y popular, con las cualidades éticas y la austeridad material que deben observar los grupos dirigentes que, eventualmente, lo encarnan y llevan adelante.

El "caso López" demuestra que no puede esperarse ninguna transformación de fondo para la clase trabajadora, de parte de un proyecto dirigido por personajes enriquecidos y que mantienen vidas lujosas a costa del hambre del pueblo.

Esta contundente realidad no va en desmedro de muchos militantes populares de base que apoyaron honestamente a los gobiernos kirchneristas, ya sea por determinados aspectos progresivos de sus políticas, como "mal menor" o "lo posible" ante otras variantes patronales reaccionarias. La descalificación generalizada contribuye a despolitizar el debate con interpretaciones que explican la pobreza de las mayorías populares como simple consecuencia de la corrupción de funcionarios, al tiempo que ocultan deliberadamente que es el resultado inexorable de un sistema social desigual.

Además, facilita la utilización oportunista del gobierno de Cambiemos que, mientras ejecuta un durísimo ajuste contra el pueblo trabajador, pretende ocultar con los bolsos de López las cuentas off shore del propio Macri y varios de sus funcionarios.


De los monasterios, yuanes y riyales al oportunismo PRO

El ex secretario López fue encontrado in fraganti tratando de esconder bolsas de residuo que contenían 8.982.047 dólares, 153.610 euros, 425 yuanes, 49.800 pesos, 2 riyales de Qatar y seis relojes de lujo. Como se ve, luego de 12 años a cargo de las obras públicas de la Nación, López logró hacer importantes negocios desde la función pública, dentro de los cuales participaban empresas constructoras y contratistas, varias de ellas vinculadas a los actuales funcionarios del gobierno macrista.

Entre las empresas que más licitaciones lograron con el ex Ministerio de Planificación se encuentran Techint de Paolo Rocca y Calcaterra de Angelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, ganador de importantes licitaciones en obras de gaseoductos tanto con las administraciones kirchneristas como con el actual gobierno.[1]

Lejos de ser un emprendimiento individual, está claro que López actuó con la anuencia de Julio De Vido y, a su vez, que el ex ministro de Planificación coordinó este sistema de "retornos" en obras públicas bajo la tutela política de Néstor y Cristina Kirchner, respectivamente.

Por esta razón, a pesar de las "soltadas de manos" de varios referentes kirchneristas y las declaraciones desesperadas de diputados como Héctor Recalde, tratando de que "no se mezclen las cosas", el revoleo de bolsos llenos de dólares provocó ya la renuncia de tres diputados y una senadora del FPV, primeros nombres de una lista que se incrementará con el correr de los días.

Por su parte, algunos destacados artistas de lo que fuera el movimiento cultural e intelectual de apoyo al kirchnerismo, expresaron su desazón y pidieron a sus máximos dirigentes que ofrezcan explicaciones públicas. Difícilmente puedan encontrar respuestas tranquilizadoras en el debilísimo pronunciamiento de la ex Presidenta a través de su cuenta de Facebook, incapaz de convencer siquiera a sus más convencidos militantes.

Como dijimos ya, a nadie sorprende que funcionarios políticos de los partidos tradicionales roben o engrosen sus patrimonios haciendo millonarios negocios con el dinero del pueblo; sin embargo, la espectacularidad del hecho permitió que el gobierno de Macri, el mismo que justificó la triangulación de fondos de Panamá Papers, aproveche al máximo este episodio para dar un durísimo y decisivo golpe al kirchnerismo .


El sol no se tapa ni con la mano ni con los yuanes y riyales

Mientras el macrismo se relame con esta noticia farandulizada por los grandes medios de comunicación, desde el gobierno del PRO lograron correr del foco los verdaderos y grandes problemas del pueblo trabajador.

En el Parlamento impulsaron con holgura la ley de blanqueo que permitirá la condonación de deudas impositivas a grandes empresarios y la baja del impuesto a los bienes personales, medidas todas que siguen engordando la transferencia de riquezas de pobres a ricos.

Del mismo modo, quedaron en segundo plano los índices presentados ayer en el INDEC que arrojan un 4,2% de inflación sólo en mayo y totalmente silenciada la gran movilización contra el tarifazo y el ajuste que realizamos un importante número de organizaciones sociales y políticas en la puerta del organismo.

Ya casi no se habla tampoco de los despidos masivos a pesar de las movilizaciones y acciones de fuerza de los trabajadores en lucha con sindicatos y comisiones internas combativas. Y lo mismo sucede con el nuevo millón y medio de pobres que deja como saldo el ajuste macrista, las muertes por el dengue o la gripe A.

Está claro que ni la política de ajuste del macrismo ni un modelo "nacional y popular" deteriorado y en crisis, que ahora revela una inocultable faceta corrupta, mejorará las condiciones estructurales de vida de las y los trabajadores. Por este motivo, en las luchas actuales debemos no sólo bregar por resolver las reivindicaciones puntuales, sino también por forjar una alternativa política de profunda transformación, para que cada cuatro años no tengamos que resignarnos a optar por el "mal menor" que nos ofrece el sistema capitalista.

Sólo la lucha organizada del pueblo y la posibilidad de la creación de una alternativa realmente de los trabajadores y trabajadoras puede ofrecer una salida hacia una sociedad sin miseria ni explotación.


Nota:

[1] En enero, Macri emprendió una gira por el interior del país en la que anunció obras. Una de ellas fue un gasoducto a construir en Córdoba, que brindará servicios a distintas localidades. El ganador de la licitación fue Calcaterra a través de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) donde está a la cabeza IECSA, una de las empresas a su vez con más vinculación en la obra pública durante el kirchnerismo.

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria