Nuevo sitio Contra el ajuste, los tarifazos y la represión 9 Junio 2016

Movilización obrera unitaria en Lomas de Zamora

Una masiva movilización convocada por la CGT, la CTA Autónoma, la CTA de los Trabajadores y la CTEP se realizó este 9 de junio en el distrito de Lomas de Zamora. De esta manera quedó demostrada la importancia de ganar las calles en unidad de acción con una política independiente que exprese los reclamos más sentidos del pueblo trabajador.

Contra el ajuste, los tarifazos y la represión | Movilización obrera unitaria en Lomas de Zamora

Bajo la consigna "1era Marcha de la resistencia contra el ajuste, los tarifazos y la represión", miles de trabajadores y trabajadoras de las seccionales lomenses de las distintas centrales obreras, se movilizaron por las calles del microcentro de Lomas de Zamora denunciando el brutal ajuste que viene implementando el gobierno de Macri.

La concentración inició a las 12, cuando comenzaron a llegar los distintos sindicatos y centrales para salir poco tiempo después por las calles más transitadas del distrito, cortar la avenida Hipólito Yrigoyen hasta llegar a la Plaza Grigera frente al edificio Municipal.

La columna con más de 3 mil trabajadores y trabajadoras estuvo encabezada por una bandera de arrastre sostenida por las Secretarías Generales de las Centrales y Sindicatos participantes. Encolumnaron en primer lugar la CGT y la CTA-T; posteriormente con la consigna "Contra el ajuste, el tarifazo y la represión. Plan de lucha y paro nacional" se organizó la columna de la CTA-A con más de 600 compañeros y compañeras; y por último se ubicó la CTEP, agrupando a los sectores de la economía popular.

La nutrida y combativa columna de la CTA Autónoma ingresó a la plaza pasando previamente por la puerta de la Municipalidad, donde decenas de veces estos años se denunció al intendente del FPV, Martín Insaurralde. Como todas aquellas veces, el edificio municipal estuvo fuertemente custodiado por la policía.

En el acto se leyó el documento acordado entre las Centrales, que si bien no expresaba cabalmente los posicionamientos políticos que se vienen sosteniendo desde la CTA-A, recuperada para las y los trabajadores en el 2014, permitió sostener la unidad de acción frente a la avanzada del macrismo sobre nuestros derechos como clase trabajadora.


Sobre la unidad de acción y la independencia política de los trabajadores

Esta jornada, como la del 29 de abril y el 2 de junio, debe permitirnos hacer una lectura correcta de la realidad que estamos viviendo como clase a la vez que sacar balances y conclusiones sobre nuestro accionar político en un escenario de avanzada feroz del gobierno de los CEO´s y los empresarios sobre nuestras condiciones de vida.

Desde una perspectiva de independencia política de la clase trabajadora, que nos permitió (y permite) recuperar organismos de la clase para construir una alternativa antiburocrática y combativa, entendemos la necesidad de la unidad de acción con sectores con los que claramente no compartimos proyectos políticos ni métodos de construcción en los sindicatos.

Quienes venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo una lucha inclaudicable por nuestros derechos y conquistas como clase, tanto frente a los gobiernos kirchneristas como frente al actual de Cambiemos, no podemos resignar nuestras banderas y dejar esa "vacante" a quienes durante todos estos años antepusieron sus proyectos políticos (FPV) por sobre los intereses que tenemos como trabajadores/as. Menos aún cuando la correlación de fuerza que construimos en las calles es de una importante masividad que nos permite no sólo no diluirnos sino ser capaces de armar un bloque independiente que exprese nuestro posicionamiento político de cara a todos los trabajadores y trabajadoras que se movilizaron.

La jornada en el distrito de Lomas de Zamora, donde desde Izquierda Revolucionaria integramos la directiva de la CTA-A puso de relieve la importancia de ganar las calles en unidad de acción con una política independiente que exprese los reclamos más sentidos por el conjunto de la clase trabajadora.

El desafío continúa siendo construir una alternativa antiburocrática y clasista con llegada a miles y miles de trabajadores que nos ponga en mejores condiciones para salir a pelear por todo lo que nos corresponde.


El clasismo se construye sin sectarismos

Lamentablemente, corrientes políticas como el PO y el PTS decidieron no participar. Decimos lamentablemente porque el fuerte sectarismo de los primeros los impulsó a sacar una declaración que explícitamente llamaba a no movilizar y acusaba tanto a la CTA-A como a ATE Sur (directivas que en ambos casos integran) de hacer seguidismo al kirchnerismo. El PTS, por su parte, si bien no fue tan lejos, no participó con sus agrupaciones y sólo estuvieron algunos militantes repartiendo un volante "denunciando todo lo que le faltaba al documento acordado" que sólo pudieron distribuir en la combativa columna de la CTA-A.

Comentarios

Cecilia Gallinger
Autor

Cecilia Gallinger

Dirigente docente, Secretaria de Organización de la CTA Autónoma Lomas de Zamora.