Nuevo sitio Tierra del Fuego 4 Junio 2016

La patagonia en pie de lucha

Los trabajadores de Tierra del Fuego expresan un lugar de avanzada en la lucha contra el ajuste que se desarrolla a nivel nacional. Es fundamental dar solidaridad, ante los ataques del gobierno, y tomar su ejemplo como punto de inicio para la lucha del conjunto de los trabajadores del país.

Edición N° 14

A Vencer (junio-2016)

A Vencer

Sumario

Compartir Articulo

Tierra del Fuego | La patagonia en pie de lucha

En Tierra del Fuego la gobernada por Rosana Bertone del FPV, impulsa a nivel local, el ajuste que en el plano nacional encabeza el macrismo.

Desde comienzo de año, diversos gremios de trabajadores fueguinos iniciaron un plan de lucha para enfrentar un paquete de medidas provinciales que incluyen el recorte salarial, la reforma jubilatoria y aumentos de tarifas.

En consecuencia, se paralizó la administración pública, por paro de docentes y estatales, el corte de rutas, el acampe en la Casa de Gobierno, las luchas de Luz y Fuerza, y los portuarios. Son ya más de 90 días continuados. El rechazo al tarifazo se fue volviendo un punto central para la ampliación de la lucha.

Aunque un sector se integró a la mesa de negociaciones con la gobernadora (entre ellos ATE, UPCN y ATSA) en una mesa técnica. La movilización sigue en desarrollo, sostenida principalmente por la Unión de Gremios y Jubilados.

El intento de la represión

El intento desesperado de la jefa provincial para dar cierre al plan de lucha, se expresa en la escalada represiva que desarrolla esta referente kirchnerista.

No habiendo logrado doblegar la lucha con patotas, ni con la detención de varios dirigentes del conflicto a los que se secuestró de sus casas y encausó, de forma tal de separarlos del proceso de lucha; el gobierno provincial decidió dar lugar a la represión abierta el pasado 31 de mayo.

En la madrugada, el acampe de los trabajadores estatales de Ushuaia fue atacado con brigadas antimotines. Los golpes, y el uso de gases y perros, culminó con el incendio de las carpas por personal civil que no se identificó (seguramente policías y tal vez también punteros). La policía custodió al grupo de incendiarios ante la indignación de los manifestantes, y volvió a cargar contra éstos.

Aunque lo que buscaba el gobierno era poner fin al conflicto, la respuesta de los gremios y el movimiento popular fue importante.

Al inmediato paro docente se sumó el de estatales. La Unión de Gremios y Jubilados promovió el paro y una movilización a la Casa de Gobierno provincial. Se reforzaron, además, los acampes en Tolhuin y Río Grande, con la presencia de gremios como estatales, UOM y petroleros.

También en otros puntos del país se gestaron movilizaciones en repudio a la represión. En Buenos Aires, un acto frente a la Casa de Tierra del Fuego fue protagonizado por una serie de organizaciones populares y de izquierda.

Petroleros de pie

El 28 de mayo los petroleros de la Cuenca de San Jorge, agrupados en los sindicatos de Petróleo y Gas Privado de Chubut y Santa Cruz y Jerárquicos, lanzaron un paro indefinido. Se oponen a la baja de 28 equipos de la empresa YPF, que implicará una disminución del 40% de la actividad y más despidos.

En ese marco, el 1 de junio los petroleros de Tierra del Fuego salieron a las calles, movilizándose contra el aumento de tarifas. Se plegaron así a las movilizaciones en Río Grande. Las movilizaciones iniciadas desde entonces incluyen la paralización de tareas que realizan en las plantas que inyectan gas al Gasoducto San Martín, algo que impacta en la provisión de gas para el conjunto del país.

De la Patagonia al país

La lucha de los trabajadores fueguinos, así como del conjunto de los petroleros y trabajadores patagónicos, es un ejemplo para el conjunto de los trabajadores del país, y empalma con los esfuerzos de resistencia que en distintos sectores del país se llevan adelante para enfrentar el plan de ajuste nacional. La lucha contra los despidos, contra los aumentos de tarifas y la defensa del salario, son los principales ejes de reivindicación que se expresan en todo el país.

La complicidad de las direcciones sindicales, principalmente de los grandes gremios de la CGT, en el desarrollo de este plan de ajuste es evidente y grave. La desmovilización –ollas populares mediante- que intentan imponer desde arriba, necesitamos revertirla a partir del desarrollo genuino de la lucha obrera y popular. Y en ese camino, la experiencia patagónica es un ejemplo de primer orden.

Como decíamos tras la represión, "La histórica, masiva, y contundente respuesta de los trabajadores de Tierra del Fuego es un 'mal ejemplo' que tanto el gobierno provincial del FPV como el nacional de Cambiemos quieren derrotar".

Ante ellos es fundamental dar nuestro apoyo y seguir su ejemplo.


¡Toda nuestra solidaridad! ¡Si tocan a un /a trabajador/a, nos movilizamos todos/as!

¡Viva la lucha de los trabajadores fueguinos!

Comentarios

Izquierda Revolucionaria
Autor

Izquierda Revolucionaria